Las importaciones apenas se están recuperando

23 de octubre, 2017

Las importaciones apenas se están recuperando

 

El último informe publicado por la consultora Invecq mostró que el PIB está en niveles ligeramente superiores a los de 2011 pero que las importaciones todavía están un poco por debajo de las de ese entonces. “La lluvia de importaciones no es más que la recuperación del nivel normal de compras al exterior consistente con el desmantelamiento de las trabas comerciales y el nivel de riqueza generado por la economía local y deberá intensificarse en los próximos años consecuentemente con un nivel de riqueza mayor como el que se pretende conseguir”, concluye.

 

El problema es eterno y conocido: hay elasticidad de las importaciones respecto al PIB. Cuando el PIB crece, las importaciones también (según Invecq la proporción es: por cada punto del PIB, 3,5 de importaciones). Tal la explicación de la consultora presidida por Esteban Domecq, tras la aplicación del cepo, en 2011 las importaciones cayeron y eso influyó, por la vía de menores importaciones de bienes de capital que potenciaran la capacidad productiva, para que el PIB estuviera, con sus vaivenes, relativamente estancado.

 

Causa y consecuencia

 

Así, detalló: “Parte del aumento de las importaciones que se observa en los períodos expansivos no son una consecuencia de la expansión sino un prerequisito. Este es el caso de los bienes de capital, las piezas y accesorios y los bienes intermedios, todos ellos productos que ingresan al país como parte del circuito productivo. En este período de cierre de la economía, algunos bienes podrán ser sustituidos por otros de producción nacional de manera más o menos perfecta (generando más o menos ineficiencias), pero otros no podrán ser reemplazados, complicando el normal funcionamiento del proceso productivo”.

 

Una recuperación

 

De esa forma, tras la salida del cepo y de la mayor parte de los controles sobre el acceso al mercado importador, lo que se estaría registrando sería una recuperación desde los bajos niveles de 2011-2015. “Es decir que con una riqueza similar, la demanda por bienes importados es menor a la del 2011”, afirman desde Invecq. Con lo cual, en realidad los niveles de crecimiento de las importaciones, con unas exportaciones estancadas, estarían buscando alcanzar un punto consistente con la actividad económica actual.

 

De hecho, el informe afirma que así como “desde distintos sectores productivos se muestran cifras que arrojan crecimientos muy fuertes en la entrada de productos importados, generalmente estos sectores son aquellos que más protegidos estuvieron durante la implementación de los controles cambiarios y comerciales, por lo que la base de comparación suele ser muy baja”.

 

De esa forma, en realidad la supuesta lluvia de importaciones no sería más que una reacción lógica al fin de las regulaciones que las mantenían reprimidas para proteger a las Reservas y al tipo de cambio frente a un escenario de restricción externa que lucía cada vez más cerca. Pero eso sí: el pronóstico de continuidad hacia el futuro del fenómeno importador, junto con unas exportaciones que lucen estancadas y difíciles de incrementar, sumado al turismo, la fuga y los intereses, parecen indicar que el problema externo aun no se extinguió.

Dejá un comentario