La producción industrial consolida la reactivación

19 de octubre, 2017

actividad industrial producción industria empleo

 

La actividad industrial continúa recuperando terreno en la comparación interanual, y por primera vez en el año registró números positivos en el acumulado del año. El último informe de coyuntura de la Unión Industrial Argentina (UIA) asegura que la producción manufacturera creció 3,4% en agosto respecto del mismo mes de 2016 y 0,9% en la medición desestacionalizada comparando con julio pasado. Pero probablemente el dato más relevante sea el que corresponde a los primeros ocho meses del año, en los que hubo una recuperación de 0,5% interanual.

 

Pese a ello, la UIA subraya que “detrás del crecimiento de 3,4% de la actividad industrial se observó un comportamiento heterogéneo entre los bloques industriales e incluso divergencias al interior de los propios sectores”. En este sentido, se advierte que de los doce sectores industriales que releva el informe, en nueve se registró crecimiento respecto de agosto de 2016, con notorios avances en metales básicos (+19,9%), minerales no metálicos (+17,7%), papel y cartón (+11,8%), automotriz (+3,9%) y metalmecánica (+3,5%).

 

Por su parte, se observaron caídas en sectores como sustancias y productos químicos que arrojó una baja de Ω3,2% aunque Ωaclara el informeΩ esto se da contra una base de comparación más elevada. Un sector que no logra levantar cabeza es la industria textil, que en agosto tuvo una contracción de Ω5,5% respecto de agosto de 2016, mientras que las importaciones de indumentaria aumentaron 48,9% en el período enero-agosto.

 

La producción industrial consolida la reactivación

 

Luces amarillas 

 

Uno de los aspectos más preocupantes en términos de tendencia es el desempeño de las exportaciones industriales, las que sin contar los datos del complejo oleaginoso, subieron apenas 0,2% interanual en agosto y totalizaron un valor de US$ 2.272 millones, señala el informe de la UIA. Según la entidad “esta dinámica se explicó por la desaceleración de las ventas externas de Manufacturas de Origen Industrial (MOI), que crecieron 0,3% interanual tras un trimestre de variaciones positivas de más del 10%”. Las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) en tanto, alcanzaron los US$ 678 millones, es decir que se mantuvieron en niveles semejantes a los de 2016.

 

Esto se da en un contexto en el que las exportaciones a Brasil no logran reactivarse, de hecho en agosto totalizaron US$ 762 millones, una caída de 3,9% frente a agosto del año pasado. El incremento de las exportaciones industriales al país vecino en el octavo mes del año (+10,7%) “no logró compensar la disminución en las ventas de productos primarios (-35% interanual) y las MOA (-15,1%).

 

La esperanza respecto de Brasil se basa en datos que dan cuenta de un aumento del 4,2% en la industria de transformación brasileña. Así, parece detenerse la tendencia negativa que se inició a finales de 2013 y hasta 2016 acumuló una caída del 18,8%.

 

Dejá un comentario