La población crece más rápido que la producción

23 de octubre, 2017

La población crece más rápido que la producción

 

El Global Harvest Initiative (GHI) presentó los resultados de su octavo informe anual Global sobre Productividad Agrícola (GAP), del cual se desprende que la sostenibilidad agrícola y seguridad alimentaria están siendo socavadas por el bajo crecimiento de la productividad.

 

GHI es una organización integrada por empresas del sector privado del agro que brega por el crecimiento de la productividad en toda la cadena de valor agrícola para satisfacer de manera sostenible las demandas de un mundo en crecimiento.

 

Según el informe GAP, por cuarto año consecutivo, el crecimiento de la productividad agrícola mundial no se está acelerando lo suficientemente rápido como para alimentar de manera sostenible al mundo en 2050. El reporte advierte que “a menos que se revierta esta tendencia, es posible que el mundo no sea capaz de proporcionar de manera sostenible los alimentos, los piensos, la fibra y los biocombustibles necesarios para una población mundial cada vez más rica y próspera”. De acuerdo al reporte, la productividad agrícola mundial debería aumentar 1,75% anual para satisfacer las demandas de casi diez mil millones de personas en 2050. Hoy, la evaluación anual de GHI del crecimiento de la productividad global, muestra que la tasa de crecimiento es solo del 1,66%, es decir, 0,09% menos.

 

¿Hambre cero en 2050?

 

La tasa de crecimiento de la productividad agrícola para los países de bajos ingresos es solo del 1,24% anual. Lo cual está muy por debajo de la tasa de crecimiento necesaria para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 que consiste duplicar la productividad de los agricultores en los países de bajos ingresos y alcanzar el Hambre Cero en 2050, según analizó GHI. En ese sentido, Margaret Zeigler, directora ejecutiva de GHI, precisó: “Si el crecimiento de la productividad agrícola continúa disminuyendo, habrá importantes ramificaciones para la vitalidad económica y la sostenibilidad ambiental de los sistemas alimentarios y agrícolas. Los agricultores de países de bajos ingresos y con déficit de alimentos usarán más tierra y agua para aumentar su producción, forzando una base de recursos naturales que ya están amenazados por eventos climáticos extremos y el cambio climático”. Para GHI, los agricultores son una fuerza clave para el crecimiento de la productividad agrícola en los últimos treinta años, pero enfrentan desafíos considerables en la actualidad. Al respecto, Doyle Karr de DuPont y presidente de la junta directiva de GHI, detalló: “Debemos priorizar la investigación y el desarrollo público y privado, y las mejoras en los sistemas regulatorios para estimular innovaciones que mejoren la productividad y reduzcan los costos para los agricultores”.

 

Sexto productor

 

“Argentina cuenta con grandes extensiones y bondades agroecológicas, que le permiten producir una gran oferta de alimentos de lo más diversa, para abastecer tanto a su población como al resto del mundo”, expresan con una mirada optimista desde el Ministerio de Agroindustria. De acuerdo a lo informado, los argentinos producen para 400 millones de personas y anhelan para el 2025 alcanzar las 650 millones, duplicando así las exportaciones de alimentos con valor agregado. Actualmente, el país que aspira a ser el supermercado del mundo ocupa el sexto puesto como productor y el undécimo como exportador mundial de alimentos. “La producción nacional se destina, el 60% al mercado interno y el 40% restante al comercio internacional. De este último, el 45% de todo lo que se comercializa son alimentos”, detalló la cartera agroindustrial. Sin embargo, según un informe de las Naciones Unidas, con intención o sin ella, cada uno de los argentinos desperdicia en promedio un kilo de comida por día. Ante esta situación, se han implementado diferentes políticas de Estado, tal es así que se conformó la Red Nacional para la Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos, la campaña No Tires Comida, entre otras.

Dejá un comentario