“Hoy, la geografía es una parte de nuestras vidas”

20 de octubre, 2017

“Hoy, la geografía es una parte de nuestras vidas”

Por Alejandro Shaw

 

Ya sea para ubicar el nuevo restaurante de la ciudad o para chequear el recorrido por los museos de una capital europea, la geolocalización se convirtió en una tecnología indispensable para la vida cotidiana. Llevado al mundo de los negocios, resulta indispensable para garantizar la eficiencia de procesos en industrias vinculadas a los recursos naturales, ya sean extractivas o agrarias.

ESRI (Enviormental Systems Resarch Institute), fundada en 1960, es la quinta empresa de tecnología más grande del mundo especializada en el desarrollo de soluciones para GIS (Sistemas de Información Geográfica). Eduardo Viola, presidente de Aeroterra, la firma representante de ESRI en la Argentina y Uruguay, habló con El Economista sobre la integración de la información geográfica en industrias y comunidades.

 

¿Vivimos en la era de la geolocalización?

Hoy la geografía es parte de nuestras vidas. Cómo nos movemos, a donde vamos y de donde venimos. ESRI está presente en más de 130 países y hoy está entre las 30 empresas desarrolladoras de software más importantes del mundo. Aeroterra, que opera hace más de cuarenta años en Argentina, es la única que distribuye y soporta esta plataforma y somos parte de este grupo.

 

¿Qué servicios ofrece en Argentina?

Como operamos en 18 mercados o industrias, es muy amplia la oferta. El que me gusta especialmente es el de educación, porque tenemos una plataforma online en la que promovemos la transferencia de tecnología. Los mercados principales desde el punto de vista del revenue son todos los que tienen que ver con los recursos naturales: agricultura, Oil & Gas, empresas de servicios públicos y todo lo que es seguridad. Dentro de esto último, es la nueva manera de ver al municipio como una ciudad inteligente.

 

¿Tienen algún producto que el público pueda utilizar de manera directa?

Tenemos una plataforma que puede ser utilizada en la nube, así que hay productos que pueden ser usados generar contenidos en infraestructura propia o en un sistema híbrido. Lo interesante de esta plataforma es que está potenciada a través de aplicaciones. Hoy desde el App Store o el Google Play se pueden bajar aplicaciones para ser utilizadas en el terreno. Son aplicaciones que trabajan en conjunto para generar procesos como, por ejemplo, manejar órdenes de trabajo de empresas de energía eléctrica o agua. El Grupo Roggio es usuario de nuestra plataforma y ellos han disminuido procesos que les llevaban semanas haciéndolo en horas.

 

“Como operamos en 18 mercados o industrias, es muy amplia la oferta. El que me gusta especialmente es el de educación, porque tenemos una plataforma online en la que promovemos la transferencia de tecnología”

 

¿Qué aspectos diferencian a ESRI de la competencia?

Creo que las plataformas tanto de Google como de Apple están orientadas a un consumidor final, pero para ver donde está mi casa, donde estoy y a dónde voy. Eso está bueno, pero en definitiva terminan siendo puntitos en un mapa. Lo nuestro es un paradigma distinto: ¿cómo embeber procesos de negocios dentro de esta plataforma de geolocalización? Tenemos herramientas específicas que combinan la ciencia geográfica con la tecnología de la información. Esta combinación es una marca registrada, “The Science of Where”.  Es un lenguaje configurable que tiene el sistema para embeber estos procesos de una empresa o una ciudad dentro de una plataforma inteligente.

 

¿Es de código abierto?

El producto, en sí, es licenciado. Nada más que hoy es una plataforma abierta porque una de las grandes ventajas que tiene es la capacidad de poder integrar información y datos de diferentes fuentes. Por otro lado, se basa en estándares. Además, todas sus APIs y plantillas si son de código abierto. De hecho, en GitHub tenemos uno de los mayores repositorios.

 

Entonces, ¿cualquiera podría desarrollar una aplicación y utilizar los servicios de la compañía?

Exacto. Hay diferentes formas. Tenemos versiones gratuitas, después tenemos versiones para uso hogareño que cuestan US$ 100 al año. Ahora, cuando tengo que montar sistemas críticos o, por ejemplo, quiero procesar Big Data necesito de una tecnología licenciada.

 

“El Grupo Roggio es usuario de nuestra plataforma y ellos han disminuido procesos que les llevaban semanas haciéndolo en horas”

 

Antes dijo que trabajan con el sector estatal, ¿puede mencionar algunos ejemplos?

El Ministerio de Seguridad es un usuario muy importante. Cuando nosotros hablamos de comunidades inteligentes primero tienen que ser seguras. Por eso tenemos como usuarios a la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura Naval. Por ejemplo, esta última fuerza utiliza el Sistema Guardacostas con el que hacen el monitoreo de todos los buques ilegales en las zonas de pesca y en casos de emergencias.

 

¿Y en materia de educación?

Tratamos de promover el uso de la plataforma a través de incentivos. También tenemos programas educativos con los que realizamos donaciones u ofrecemos software a muy bajo costo porque creemos que dentro de este ecosistema el desarrollo de las personas es muy importante.

Dejá un comentario