Tensiones locales y globales impulsaron el dólar a $ 17,75 (pero se acerca a su techo)

25 de septiembre, 2017

dólar

 

El dólar comenzó la semana con otro importante salto. Esto ocurrió después de que en la previa hubiera subido 33 centavos, aumentando claramente la velocidad de la devaluación de la moneda local. El lunes el billete se vio más demandado pero no sólo fue una cuestión local, que se podría atribuir a la tradicional dolarización cuando se acercan las elecciones, sino por la tormenta que se empezó a desatar en el mundo. A saber: lo sucedido en las elecciones en Alemania y las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte. El coctail estaba listo para que el dólar en el mundo subiera (por el tan mentado flight to quality), algo que replicó Argentina.

 

Así las cosas, el mercado de dólar mayorista spot abrió súper demandado y se sostuvo de esa manera durante toda la jornada. Según un reporte de Global Agro Brokers, el mercado se vio presionado por la demanda de un par de bancos privados que frente a liquidaciones de exportadores en torno a US$ 80 millones (bajas en comparación a lo que deberían ser) y sin participación de bancos oficiales, impulsaron a la divisa que cerró en máximos de la rueda 22 centavos por sobre el cierre de la previa.

 

Los futuros a su vez se negociaron tomadores durante toda la jornada aunque no convalidaron completamente el alza de la cotización de contado, y las tasas implícitas comprimieron más de 100 pbs en toda la curva.

 

“En sintonía con el resto del mundo, el dólar se afirmó en la plaza local de la mano de una demanda muy activa. El billete volvió a niveles de fines de julio pasado, poco antes de registrar máximos históricos previo a las PASO de agosto”, explicó Gustavo Quintana

 

De esta manera, el mayorista que operan grandes bancos y empresas trepó a $ 17,41/17,51, compra y venta respectivamente. “En sintonía con el resto del mundo, el dólar se afirmó en la plaza local de la mano de una demanda muy activa. El billete volvió a niveles de fines de julio pasado, poco antes de registrar máximos históricos previo a las PASO de agosto”, explicó Gustavo Quintana, operador de PR Cambios.

 

“Con máximos en $ 17,525 y mínimos en $ 17,32 reflejaron el amplio recorrido alcista exhibido por el dólar en la primera rueda de la semana”, agregó el experimentado operador.

 

Con respecto al caudal de negocios, se detectó que en el segmento de contado se hicieron US$ 606 millones mientras que en los futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) fueron otros US$ 22 millones. En el Rofex, se vio también mucho movimiento y se pactaron negocios por US$ 956 millones.

 

La divisa fue más demandada por la tradicional dolarización cuando se acercan las elecciones, pero también por el escenario internacional: lo sucedido en las elecciones en Alemania y las tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte

 

En lo que respecta al minorista, donde operan los pequeños inversores, el precio también subió otros 16 centavos hasta los $ 17,757. Pero en algunos bancos ya se vendían al billete a $ 17,85. Finalmente, el dólar blue no experimentó sobresaltos y se vendió en torno a los $ 18.

 

Tanto la moneda estadounidense como las tasas de interés tuvieron la semana pasada movimientos dispares: una subió mientras que la otra cayó. Para Sabrina Corujo, de Portfolio Personal, “no es un movimiento que nos sorprende y que creemos que responde a un reacomodamiento del mercado, y a una mayor volatilidad posible”.

 

“No cambia nuestra visión de una tasa, que seguirá ganando a la devaluación y la inflación en los próximos meses”, añadió. Para la research Manager de Portfolio Personal, en la reunión de Política Monetaria del BCRA de esta semana, no se espera que cambien por ahora la tasa del corredor de pases del 26,25% anual actual. “En particular sí se leen algunos datos privados que muestran una aceleración nuevamente en los precios en las dos primeras semanas de septiembre”, dice. Hay que recordar que según el REM, la entidad recién comenzaría a flexibilizar su política en octubre y de forma gradual. De hecho, las proyecciones apuntan a que esta tasa se ubicará en el 24,75% para fin de año.