“Tenemos menos empresas per capita que Chile, Perú y Brasil”

1 de septiembre, 2017

“Tenemos menos empresas per capita que Chile, Perú y Brasil”

 

Entrevista a Vicente Donato Presidente de la Fundación Observatorio Pyme Por Eliana Esnaola

 

La Fundación Observatorio Pyme promueve la valorización cultural del rol de las pequeñas y medianas empresas en la sociedad, la investigación microeconómica y las políticas públicas de apoyo al desarrollo productivo. En diálogo con El Economista, Vicente Donato, presidente de la fundación, resaltó (crítico) que “festejamos el Día de la Industria en un escenario donde las importaciones crecen más rápido que el producto”.

 

¿Cómo incide la macroeconomía en el desarrollo industrial?

Argentina tiene un déficit externo del 3% del PIB, eso se financia con reservas o con endeudamiento. La esperanza es que con tipo de cambio flexible, el sector externo nunca va a estar estrangulado y se va a equilibrar porque el tipo de cambio es flexible, pero eso no es tan así. La otra idea es que a medida que ajustemos el déficit fiscal también vamos a ajustar las cuentas externas porque una es el reflejo de la otra. En teoría. El problema es que el tipo de cambio debería ajustarse un poco más hacia arriba, pero eso impacta en la inflación. La esperanza de que el tipo de cambio flexible resuelva los problemas del déficit de la cuenta corriente desde mi perspectiva es bastante vana. Entonces, hay que hacer otras cosas en las cuales Argentina tiene experiencias negativas: incentivos a las inversiones y política industrial. En Europa está el desafío de la industria 4.0 para que los sistemas industriales den un salto de productividad. Por ejemplo, los italianos han largado con la aprobación del Consejo Europeo, una política industrial de hiperamortización. Los países están haciendo un gran esfuerzo de política industrial para enfrentar las presiones de la competencia internacional. ¿Qué vamos hacer nosotros? Argentina es un pequeño que no tiene gran fuerza en el concierto internacional. Festejamos el Día de la Industria en un escenario donde las importaciones crecen más rápido que el producto y nosotros tenemos que planear una transición de sectores que están muy amenazados por la competencia internacional en un contexto en el cual una protección, como es el tipo de cambio, no está siendo del todo utilizada.

 

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento de las pymes industriales?

En conjunto, la caída se detuvo y hay una separación entre el desempeño de las medianas (50-200 ocupados), que es muy bueno, y consolidaron el 3,5% de crecimiento en el primer trimestre y casi 6% en el segundo. Muy distinto de lo que pasa con las pequeñas (10-50 ocupados) que están todavía en caída y, entonces, en el agregado da 0, pero tenemos un gran diferencial. Esperamos que se siga consolidando el crecimiento de las medianas, que las chicas dejen de caer y crezcan un poquito. Lo cual va a dar en el agregado un crecimiento de 1%, 2% o quizás 3%.

 

“El problema es que el tipo de cambio debería ajustarse un poco más hacia arriba, pero eso impacta en la inflación”, dice Donato

 

¿Cómo influyen las importaciones?

Hoy, tiene una difusión tres veces superior a la de dos años atrás. Las empresas tienen una gran competencia de Brasil y China, que son los dos grandes jugadores que amenazan al sector y tenemos que hacer algo. El principal problema que hoy tienen las empresas es la carga tributaria sobre el trabajo. Además, uno de los problemas que la fundación detectó como límite al crecimiento de las pymes es el reclutamiento de técnicos industriales en las empresas. Hay una ley de educación técnica profesional que establece que los chicos tienen que hacer 200 horas en horario escolar de práctica profesional en las empresas. Eso dice la ley, y no se hace porque hay una desconexión entre el sistema educativo y el empresarial. La fundación está mapeando las escuelas técnicas del país y las empresas pymes que la rodean para incentivar la conexión.

 

¿Cuál es la evaluación sobre la Ley Pyme?

Nos parece que está muy bien. Ya se inscribieron el 50% de las empresas, y falta el otro 50%. Hay un poco de desconocimiento y el Gobierno tiene que mejorar la comunicación sobre los beneficios de esta ley. Consideramos que se puede reforzar en el mismo marco de la ley un incentivo adicional a la inversión.

 

“Argentina es un pequeño que no tiene gran fuerza en el concierto internacional. Festejamos el Día de la Industria en un escenario donde las importaciones crecen más rápido que el producto y nosotros tenemos que planear una transición de sectores que están muy amenazados por la competencia internacional”, agrega

 

¿Cómo analiza el financiamiento?

Es un problema estructural de nuestro país. Tenemos que ver cómo el sistema financiero de Argentina, sobre todo los bancos públicos, pueden destrabar la situación de freno a la inversión. Además, sabemos que tenemos un sistema financiero anómalo y no es una responsabilidad de los bancos sino de los argentinos que con tanta inestabilidad financiera no ahorran en pesos sino en dólares. Ese ahorro va al colchón o está en un banco del exterior, y no para prestar a nuestras pymes.

 

Una reflexión final en el Día de la Industria…

Tenemos menos empresas per capita que Chile, Perú, Brasil y Colombia. Argentina fue un vergel de emprendedores, empresarios y hoy estamos en una situación de escasez muy grande de recursos empresariales. ¿Por qué no nacen empresas en Argentina? Es una pregunta para realizarse en este día.