Los subsidios del Estado nacional bajaron 8,7% interanual entre enero y agosto

25 de septiembre, 2017

subsidios boletas facturas servicios tarifas

 

Los subsidios del Estado nacional a sectores económicos alcanzaron en los primeros ocho meses del año a $ 152.111 millones, con una baja interanual del 8,7%, informó hoy la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).  Si solo se consideran las transferencias para gastos corrientes, la reducción llega al 15,4%.

 

La entidad destacó que las transferencias están “concentradas mayormente en el sector energético y el transporte” que juntos representan el 89,34% del total.

 

“Este comportamiento denota un marcado contraste con el impulso observado durante 2016 (con un alza del 35%), lo cual se explica por el efecto de las suba de tarifas de los principales servicios públicos”, explicó ASAP.

 

Los subsidios tuvieron en agosto un incremento interanual del 1,2%, que atenuó la baja acumulada del 16% de los primeros siete meses

 

Los subsidios tuvieron en agosto un incremento interanual del 1,2%, que atenuó la baja acumulada del 16% de los primeros siete meses. de todos modos, se puede observar a lo largo de todo el año una baja de las transferencias para gastos corrientes (subsidios propiamente dichos) y un aumento de las destinadas a gastos de capital.

 

Así, en el período enero-agosto las transferencias para gastos corrientes totalizaron $ 122.819 millones y retrocedieron 15,4% en relación con los 145.092 millones del mismo lapso de 2016. Por el contrario, las transferencias para gastos de capital, de $ 29.293 millones, registraron un alza del 36,5% respecto de los 21.453 millones de doce meses atrás.

 

Si solo se consideran las transferencias para gastos corrientes, la reducción de subsidios durante los primeros ocho meses alcanzó el 15,4%

 

Los subsidios al sector energético, que crecieron 53% en 2016, disminuyeron 24,5% entre enero y agosto del corriente año. Por su parte, los subsidios corrientes al transporte promediaron un incremento del orden del 12,6% en el acumulado del año, devengando $ 46.231 millones (+ 5.157 millones), principalmente en dos grandes grupos, transporte automotor y ferroviario y, con una incidencia muy inferior, el transporte aerocomercial.

 

Mientras que las empresas públicas no vinculadas al transporte ni a la energía recibieron transferencias para sus gastos de funcionamiento por $ 3.428 millones, 53% menos que en el mismo período de 2016, principalmente con motivo de la quita de subsidios para AYSA, que cayeron 99,2%, con una disminución de $ 3.769 millones.