Pasó la Fed, y ahora es el turno del BCE

22 de septiembre, 2017

Datos de inflación en Estados Unidos y de actividad industrial en China

 

Luego de que la Reserva Federal concentrara la atención en los últimos días, la próxima cita relevante para el sistema financiero global será a fines de octubre cuando se reúna el Banco Central Europeo. En esa oportunidad daría definiciones sobre su programa de compra de activos financieros.

En el boletín económico mensual publicado ayer el BCE dio a conocer sus proyecciones que reflejaron una visión positiva sobre el nivel de actividad dado que estima una suba del PIB de 2,2% este año y de 1,8% el próximo.  En materia de tasa de inflación se pronostica un suba de 1,5% en 2017 y de 1,2% en 2018,  todavía lejos de la meta cercana pero inferior al 2%.

Por lo tanto, los estímulos monetarios serán removidos en Europa más lentamente que en Estados Unidos. El BCE sostuvo que el nivel de actividad se aceleró más de lo previsto en la primera parte del año, pero también reconoció que la volatilidad del euro introduce incertidumbre. También la entidad que preside Mario Draghi anunció que se comenzará a trabajar en la elaboración de un nuevo índice de tasas de interés.