Merkel armará ahora una coalición amplia

26 de septiembre, 2017

Merkel armará ahora una coalición amplia

 

Durante varias semanas se analizarán los resultados de las elecciones de Alemania y se seguirá de cerca la conformación de una nueva coalición de gobierno.  El triunfo no tuvo la magnitud esperada pero Angela Merkel gobernará Alemania por otros cuatro años en un momento en el cual la agenda internacional tiene varios temas relevantes y otros líderes occidentales están lejos de consolidarse.

 

Hay varios datos que sobresalen de la elección del domingo.

 

  • Los demócratacristianos liderados por Merkel y sus socios socialcristianos de Baviera retrocedieron en votos y luego de la deserción de los socialdemócratas deberán armar una nueva coalición. Los liberales son la primera opción  pero no alcanza con ellos para conformar una mayoría y por eso será necesario incorporar también a los verdes. Será, por lo tanto, una coalición de cuatro partidos que no siempre es fácil de administrar.

 

  • La socialdemocracia y la democracia cristiana que fueron las fuerzas que dominaron la política alemana en las últimas décadas, están en su momento de mayor debilidad que es consecuencia, en buena medida, de haber conformado la Gran Coalición que gobernó durante los últimos cuatro años.  Sumando los votos de ambos apenas llegaron al 53% lo que refleja un sistema de partidos fragmentado.

 

  • Como en otros países de Europa, la socialdemocracia está muy debilitada y continuó con su declinación electoral que arrancó en 2009.  Decidió pasar a la oposición y procurará desde allí reconstruir su identidad.

 

  • Los liberales integrarán, al igual que entre 2009 y 2103, de la coalición de gobierno.  Pero no quieren repetir aquella experiencia en la cual quedaron absorbidos por los democratacristianos lo que les significó hacer una muy mala elección en 2013 y quedarse sin representación parlamentaria. Ahora obtuvieron más del 10% de los votos que se traducirán en 80 bancas y la harán valer porque tienen diferencias con Merkel, sobre todo en temas económicos y vinculados a la integración de Europa.

 

  • En la derecha habrá mucha acción porque la radicalizada Alternativa para Alemania (AdF por sus siglas en alemán) tendrá más de 90 escaños. Pero además constituye un desafío para los socialcristianos aliados de Merkel porque le plantean una competencia directa en Baviera en donde habrá elecciones el año que viene. Por lo tanto, pueden presionar a Merkel para que vuelque su gobierno más a la derecha.

 

  • En el próximo Parlamento, Merkel recibirá fuego cruzado porque desde la izquierda la cuestionará la socialdemocracia y desde la derecha los representantes de la Afd.