Llevarían la quinta central nuclear a Atucha

1 de septiembre, 2017

Llevarían la quinta central nuclear a Atucha

 

Tras el golpe que representó para el Gobierno Nacional la intempestiva decisión del gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck de rechazar la instalación de la quinta central nuclear en la localidad de Sierra Grande, el Ejecutivo evalúa la posibilidad de construirla en el complejo de Atucha, en la provincia de Buenos Aires.

 

El sitio especializado en temas de energía  EconoJournal anunció que el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, mencionó esa posibilidad en la presentación del informe que hizo al Congreso el miércoles pasado. En su informe dijo que tras el rechazo de Río Negro, el Gobierno evalúa seriamente que la quinta central se instale en Atucha, un complejo que ya cuenta con las centrales Atucha I y II y que también contará con la cuarta central nuclear, que comenzará a construirse a fines de 2017 o principios de 2018.

 

Si esto se confirma, cuatro de las cinco centrales nucleares que tendrá la Argentina estarán en la localidad de Lima, provincia de Buenos Aires. La restante está ubicada en Embalse (Córdoba).

 

La quinta central comenzará a construirse en 2020 con financiamiento chino (al igual que la cuarta), requerirá una inversión de US$ 8.000 millones y demandará alrededor de 4.000 puestos de trabajo

 

La decisión de Weretilneck significó un duro golpe no sólo porque el financiamiento para el mega, proyecto de US$ 8.000 millones ya estaba acordado y formó parte de los acuerdos con China durante la visita presidencial a ese país, en mayo pasado, entre las empresas Nucleoeléctrica Argentina (NASA) y la china CNNC.

 

Cerca del Invap Incluso, Weretilneck formó parte de la comitiva. Además, Río Negro, donde se encuentra la sede del Invap cuenta con profesionales preparados en energía nuclear. Y además, otra apuesta de la cartera que conduce el subsecretario de Energía Nuclear Julián Gadano, era llevar las centrales nucleares a otras provincias.

 

El cambio de posición del gobernador rionegrino se debió a la derrota de su partido en las PASO y a la creciente presión de los grupos ambientalistas

 

El sitio elegido era Sierra Grande, una localidad rionegrina  sobre el mar que había conseguido la aprobación de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el Invap y los técnicos chinos. Sierra Grande dispone de un importante puerto marítimo e infraestructura ya que allí hay una histórica mina de hierro, hoy semiabandonada.

 

Pero el cambio de posición del gobernador rionegrino se debió a la derrota de su partido en las PASO frente a la creciente presión de los grupos  ambientalistas.

 

Por lo tanto, Atucha podría ser el lugar definitivo, ya que está preparada para dos centrales nucleares más. La quinta central comenzará a construirse en 2020 con financiamiento chino (al igual que la cuarta), requerirá una inversión de US$ 8.000 millones y demandará alrededor de 4.000 puestos de trabajo. Tendrá una potencia de 1.150 MW y será la primera en el país con tecnología de uranio enriquecido y moderada por agua natural.

 

Sin embargo, ante la consulta de El Economista, desde el Ministerio de Energía se cuidaron de aclarar que “todavía no hay una locación definida. Se sigue estudiando la nueva ubicación”.

 

Si bien el Gobierno Nacional inicialmente se opuso a darle un  gran despliegue a la nuclear, finalmente la terminó incorporando como un factor clave en su estrategia de la matriz.