Las acciones argentinas y la visión luego de las PASO

14 de septiembre, 2017

Bolsa mercado dólar

 

Por Juan Manuel Vázquez Head of Equity and Credit Research en PUENTE

 

En nuestra última columna, publicada el 3 de agosto pasado, comentábamos que la corrección que había experimentado el mercado de acciones argentinas y su desacople con los rendimientos del resto de los mercados de Latinoamérica se debía a la cercanía de las PASO. En ese contexto, elaboramos tres escenarios con miras a las elecciones primarias y enfocados en el resultado en la provincia de Buenos Aires, donde el primer escenario asumía que el oficialismo se imponía a Unidad Ciudadana (aunque la contienda fuera reñida); el segundo escenario asumía que Unidad Ciudadana se imponía a Cambiemos por hasta 4 puntos, dando lugar al “voto táctico” (votantes de otros candidatos que migren a Cambiemos para dar vuelta el resultado en octubre) y, por último, un último en el que Unidad Ciudadana se imponía a Cambiemos por una amplia diferencia.

 

La realidad nos mostró que los resultados fueron una combinación entre el primer y segundo escenario, aunque con un claro sesgo al primero, ya que la poca diferencia en los votos en la provincia de Buenos Aires se pueden interpretar como un triunfo del oficialismo, que ha quedado mejor parado con vistas a la elección de octubre. En ese momento, escribimos que de darse el primer escenario, se vería un rally general en todos los activos, y las acciones podrían recuperar gran parte de la última corrección en un contexto donde el mercado percibiría una continuidad sin grandes sobresaltos (pero todavía con grandes desafíos) en la agenda política y económica de Cambiemos.

 

Elaboramos tres escenarios con miras a las elecciones primarias y enfocados en el resultado en la provincia de Buenos Aires, donde el primer escenario asumía que el oficialismo se imponía a Unidad Ciudadana; el segundo escenario asumía que Unidad Ciudadana se imponía a Cambiemos por hasta 4 puntos, dando lugar al “voto táctico”  y, por último, un último en el que Unidad Ciudadana se imponía a Cambiemos por una amplia diferencia

 

Mirando el comportamiento posPASO de las acciones argentinas medidas por el índice Merval Argentina, al momento de escribir esta nota, la ganancia de un poco más de 9% en pesos y casi 14% en dólares muestran la confirmación de que el mercado había “priceado” una mejor performance de Unidad Ciudadana. Si bien siempre decimos que un techo a cualquier rally adicional en el mercado de acciones debería ser impuesto por valuaciones, también creemos que los temores de los inversores con respecto a un potencial regreso de un Gobierno con sesgo de populismo duro debería disminuir si Cambiemos termina consolidando un triunfo en octubre, algo que vemos más probable luego de digerir los resultados de las PASO.

 

Creemos que una buena elección del oficialismo en octubre le permitirá al Gobierno acelerar reformas, en un contexto en en el cual la gobernabilidad no será desafiada. Esto podría ocasionar re-ratings adicionales en varias compañías.

 

Creemos que una buena elección del oficialismo en octubre le permitirá al Gobierno acelerar reformas, en un contexto en en el cual la gobernabilidad no será desafiada. Esto podría ocasionar re-ratings adicionales en varias compañías, en un contexto más favorable para una utilización más agresiva del capital. Esto debería dar soporte al mercado de acciones argentinas mirando hacia adelante.

 

Visiones por sectores

 

De esta manera, ahora que las PASO han terminado y el escenario electoral parece favorable para el Gobierno, nuestra visión con respecto al sector de utilities, energía y bancos es la siguiente.

 

Las acciones argentinas y la visión luego de las PASOUtilities Los temores relacionados a una interrupción o suspensión de los aumentos tarifarios establecidos en las RTI deberían disminuir, en un contexto en el que Cambiemos tiene una elección favorable aun cuando el oficialismo tuvo que soportar el costo político de remover subsidios. El resultado electoral en las PASO demuestra que los aumentos tarifarios no fueron un factor determinante contra Cambiemos. De esta forma, las compañías de distribución, transmisión y transporte de electricidad y gas podrán llevar a cabo sus planes de adecuación sin mayores sobresaltos. Esto es positivo para el sector.

 

Si bien siempre decimos que un techo a cualquier rally adicional en el mercado de acciones debería ser impuesto por valuaciones, también creemos que los temores de los inversores con respecto a un potencial regreso de un Gobierno con sesgo de populismo duro debería disminuir si Cambiemos termina consolidando un triunfo en octubre

 

Las acciones argentinas y la visión luego de las PASOEnergía Creemos que este sector ha estado más protegido frente a los temores de inestabilidad política, dada la necesidad del país de incrementar su producción de gas natural y la capacidad instalada de generación eléctrica. De hecho, algunos de los incentivos que existen para este sector fueron creados durante la presidencia anterior. Creemos que los planes de incentivos y licitaciones atractivas continuaran con el objeto de atraer más inversiones. Adicionalmente, la percepción de un mantenimiento de las políticas oficialistas podría ocasionar un aumento de inversión extranjera directa en el sector, ya que muchos jugadores han estado dubitativos al momento de comprometer inversiones en Argentina hasta que pudieran divisar un panorama político más estable.

 

Las acciones argentinas y la visión luego de las PASOBancos La permanencia de las políticas oficialistas es buena para los bancos argentinos, aunque los mismos deberán enfrentar algunos desafíos al cambiar de un modelo de negocios transaccional a otro de intermediación. Si bien algunos datos lucen favorables para el sector (por ejemplo, demanda de crédito creciendo en términos reales), mirando hacia adelante, si la inflación cede y en consecuencia el BCRA adopta una postura más neutral, los bancos deberán salir a intermediar más y olvidarse de aquellos días en los que un fondeo negativo en términos reales y una moneda sobrevaluada les permitía ser rentables en dólares sin la necesidad de intermediar agresivamente. De esta forma, creemos que el negocio bancario en Argentina deberá migrar hacia una mayor intermediación y consolidación para mantener retornos en dólares. En este escenario, mantenemos una visión positiva sobre los bancos argentinos, y preferimos los que con suficiente capital, tamaño y economía de escala que permitirán capitalizar una demanda de crédito y oportunidades de consolidación.