La inversión social será récord durante 2018: $1.471 billones

19 de septiembre, 2017

la calle Macri

 

Muy lejos de los fantasmas que agitó el entonces oficialismo allá por 2015 y también de las propias críticas que alguna vez emanaron de dirigentes que hoy forman parte del universo de Cambiemos, el gasto social será una de las grandes apuestas del Gobierno en 2018.

 

En rigor, para “servicios sociales” se destinará nada menos que 76% de todo el gasto primario: su participación crecerá, en la estructura total del gasto primario, 11 puntos versus 2016, cuando era 65%.  Será, incluso, superior al promedio de la era kirchnerista, que fue de 67%. “Las prestaciones sociales, su principal componente (58% del gasto primario), aumentarían 22% con respecto a 2017”, dicen desde Hacienda. Con una inflación proyectada en 10%, supone un aumento de más de 10 puntos reales.

 

La inversión social será récord durante 2018: $1.471 billones

 

En números, será de $1.471 billones, algo más de 11% del PIB.

 

Política de Estado

 

“Una política social activa, inteligente y sostenible es fundamental para reducir la pobreza, mitigar sus efectos e igualar oportunidades”, dice el Presupuesto 2018, que hoy comenzará a tratar formalmente el Congreso.

 

La inversión social será récord durante 2018: $1.471 billones

 

“Durante 2018 continuaremos implementando el Plan Nacional de Primera Infancia que orienta los esfuerzos del Estado a garantizar el acceso a la salud, la educación y la estimulación de los niños, entendiendo el valor fundamental de los primeros años de vida”, dice la “ley de leyes”. “Seguimos trabajando para que la Asignación Universal por Hijo (AUH) llegue a todos los niños del país”, dice y agrega: “Continuamos expandiendo el régimen de Asignaciones Familiares en el marco de la Política de Ingreso Familiar”.

 

En ese marco, los famosos programas de transferencias condicionadas gozan de buena salud. “Los programas de transferencia de ingresos continuarán siendo una herramienta esencial para el combate de la pobreza, asegurando un ingreso mínimo para quienes más lo necesiten”, dice el Presupuesto. “Por ello, así como seguimos trabajando en ampliar
el alcance de la Asignación Universal por Hijo, también se sostienen los programas de transferencia de ingresos como Argentina Trabaja, Ellas Hacen y PROGRESAR. Con el mismo objetivo se decidió por ley la devolución del IVA para Jubilados, Pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo”, agrega el proyecto.

 

En esa misma línea, el proyecto detalla los progresos instaurados en 2017, que van desde la Reparación Histórica hasta el incremento de 650% en el seguro de desempleo hasta el Plan Empalme para aceitar el paso desde la informalidad hacia la registración y la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM).

 

En 2018, anticipa la ley de leyes, el eje será la salud. “Para el Ejercicio 2018 se prevén fondos para desarrollar y profundizar la Cobertura Universal de Salud como política prioritaria del Gobierno, a través de acciones y proyectos orientados a los tres principales ejes del área: acceso a los servicios esenciales de salud a toda la población, eficiencia del sistema de salud optimizando e integrando a los distintos subsectores para reducir la segmentación y la fragmentación, y altos estándares de calidad en la provisión de servicios de salud”, dice el Presupuesto.