El Gobierno busca cambiar el perfil de la deuda

20 de septiembre, 2017

El Gobierno busca cambiar el perfil de la deuda

 

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, aseguró que la deuda pública total supera los US$ 300.000 millones y que el Gobierno intentará cambiar el perfil de las obligaciones para tener “más deuda en moneda local y financiada por argentinos”.

 

En su exposición ante varias comisiones de Diputados, el funcionario detalló que, del total US$ 302.700 millones de deuda pública total, el 70% corresponde a títulos públicos, de los que la mitad están en poder del sector público. Y sobre la deuda en manos del sector privado y de organismos multilaterales, afirmó que “el 73% se rige por legislación argentina” y que el 75% del total “fue emitido en dólares”.

 

“Esto (el endeudamiento mayoritario en dólares) tenemos que ir cambiándolo porque el objetivo es tener cada vez más deuda en moneda local y financiada por argentinos para dejar de depender del financiamiento externo”, aseguró.

 

Con esto coincidió el trader Matías Daghero, que aseguró a El Economista que “hacer el cambio sería algo muy bueno porque para un país estar endeudado en una moneda que no puede emitir siempre es una variable de riesgo, además de que te hace vulnerable a shocks externos, como hubo por ejemplo con el Brexit o la elección de Trump”.

 

De todas formas, aclaró que “conseguir el financiamiento totalmente acá es muy complicado porque Argentina aún es un mercado muy chico, de hecho cuando las emisiones superan los US$ 3.000 millones se hacen en el exterior porque es muy difícil colocarlas acá”.

 

Por otra parte, en su exposición Caputo comentó que este año la deuda bruta (total) representa el 58,6% del PIB y la deuda neta (contraída con privados y organismos) un 28,5%. También detalló que la deuda bruta creció más respecto del PIB en el período 2011-2015 que en 2015-2018 y subrayó que “la deuda neta se va a estabilizar en 2020 y después irá descendiendo”.

 

Mercados

 

Por otra parte, en su exposición el ministro volvió a destacar que “hoy Argentina se está financiando a las tasas más bajas de la historia” y mencionó que el Riesgo País “bajó de 1.400 puntos básicos (durante el gobierno anterior) a 375” debido a la “credibilidad” que el Gobierno despierta en los mercados internacionales.

 

Con esto coincidió Sebastián Arena, director de Buenos Aires Valores, que aseguró a El Economista que “es cierto lo de la baja de tasas y que el riesgo país descendió mucho, en parte por el proceso de reinserción de Argentina en el mundo financiero y por la enorme liquidez que hay en el mundo, que mantiene las tasas superbajas”.

 

Además, el ministro destacó la situación financiera y el acceso a mejor financiamiento generó “un boom de créditos” que permitió que “hoy la gente tenga acceso a créditos hipotecarios, que crecen en forma vertiginosa”.

 

En ese sentido, comentó que “en agosto subió 40% respecto a julio” y precisó que “hoy el crédito hipotecario representa un punto del PIB”, por lo que “tenemos un potencial enorme de crecimiento”.

 

“Haber logrado bajar el costo de financiamiento del Estado, de la gente y de las pymes significa haber mejorado la competitividad”. Y concluyó que “en un país normal nadie tiene que ahorrar 40 años en una moneda diferente a la suya para acceder a una vivienda”.