Un Gobierno “agrandado”, mensaje de las encuestadoras y el último debate en Londres

29 de septiembre, 2017

Un Gobierno “agrandado”, mensaje de las encuestadoras y el último debate en Londres

 

 Por Leandro Gabin

 

El mundo inversor está decididamente convencido de que el oficialismo enterrará las aspiraciones de Cristina Fernández de Kirchner a pasos de ingresar en el mes electoral. Pero esa tranquilidad no se la están dando los funcionarios del Gobierno sino los distintos analistas políticos. Pasó durante esta semana una importante comitiva de banqueros y ejecutivos de fondos de inversión del exterior. Se hospedaron en el Hotel Madero, donde las habitaciones llegan a costar hasta los US$ 650 la noche, e iban con la consigna de llevarse toda la información disponible con respecto al futuro de la Argentina en esta última estadía en Buenos Aires antes de las elecciones.

 

Todos los votos

 

Los ejecutivos estuvieron en el Ministerio de Hacienda, Finanzas  y el BCRA. No escucharon nada demasiado distinto a lo que se viene hablando en forma pública de boca de los principales referentes de esas carteras económicas. Pero los financistas se fueron sorprendidos por el optimismo que emanaban las consultoras. En todas las reuniones que tuvieron, la política goleaba a la economía según la visión de los más respetados analistas de la actualidad local. “Dicen que el Gobierno gana caminando a nivel nacional y que en la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich está arriba por 3 o 4 puntos. Pero podrían ser más”, confió uno de los participantes a esas reuniones. Para los ejecutivos del exterior, que también estuvieron en la previa de las PASO, quienes cambiaron el discurso en forma abrupta son los analistas políticos. “Antes dudaban de la gobernabilidad, de las chances de que Cambiemos sea una alternativa real y no pasajera en la Argentina. Están muy bullish ahora”, resumió con su jerga de Wall Street uno de los banqueros que asistió a dichos encuentros.

 

Pero no todos se confían del giro de las encuestadoras, porque saben que muchas veces (y más aún en los últimos años) han “pifiado” por amplio margen. Quizás uno de los que mejor leyó lo que iba a pasar en las PASO fue el analista político Julio Burdman. Y según la encuesta de tendencias electorales realizada en la provincia de Buenos Aires entre los días 13 y 15 de septiembre por Observatorio Electoral, a partir de 968 casos telefónicos y con un margen de error muestral de más o menos 3,2%, la lista de Cambiemos tiene 38,2% de intención de voto y la de Unidad Ciudadana que lidera Cristina Kirchner  35,8%.

 

Los financistas se fueron sorprendidos por el optimismo que emanaban las consultoras. En todas las reuniones que tuvieron, la política goleaba a la economía según la visión de los más respetados analistas de la actualidad local

 

“Estos datos no permiten aventurar pronósticos de resultado, ya que la diferencia entre el primero y el segundo es de 2,4 puntos y está por debajo del margen de error de 3,2. Por lo tanto los números, aun que muestran mayor crecimiento de Esteban Bullrich, aún hablan de empate técnico. Describen una elección reñida, de final abierto”, alerta Burdman.

 

También en Londres

 

El debate electoral no sólo se dará en Buenos Aires. De hecho, y oficialmente, se trasladará a Londres. El jueves próximo se realizará el último foro sobre la Argentina. Será en el marco de los eventos que hace la Emerging Markets Traders Association (EMTA), la organización que nuclea a los bancos y fondos de inversión más grandes del mundo. La cita será en la Royal Institution of Great Britain, una entidad dedicada a la educación y la investigación científica de esa ciudad. Bajo el título de “Elecciones de medio término en Argentina: oportunidades y desafíos”, varios expositores intentarán dilucidar cómo sigue el país en medio de la campaña. Con el patrocinio de la compañía argentina Balanz Capital, estarán presentes Walter Stoeppelwerth (Balanz Capital) como moderador, junto a Edwin Gutiérrez (Aberdeen Standard Investments), Graham Stock (BlueBay Asset Management), Casey Reckman (Credit Suisse) y Alberto Bernal (XP Securities).

 

El evento, íntegramente dedicado a lo que dejará los comicios de octubre, tiene por objetivo responderse ciertas preguntas “picantes”. A saber, ¿cómo funcionará el ambicioso programa de reformas del Gobierno de Macri después de las elecciones? ¿Cuáles serán los efectos de un partido peronista dividido? ¿La iniciativa del BCRA para reducir la inflación funcionará en 2018? ¿Puede el mercado seguir absorbiendo nuevas emisiones de deuda? ¿El cupón PIB se pagará el próximo año? ¿Cuáles son las incertidumbres legales acerca de los warrants y qué sectores harán o frenarán el crecimiento? Mucha tela para cortar dejará este evento entre los grandes jugadores del mercado.

 

Algunos  adelantaron el “view” que mostrarán con el país. Por ejemplo, un reciente informe de Credit Suisse dice que Argentina es uno de los pocos países en el mundo de los mercados emergentes que está haciendo reformas estructurales. “El Gobierno está centrado en crear las condiciones para un crecimiento sostenible con el objetivo de evitar los habituales ciclos de auge y desastre que fueron norma en el pasado”, dicen a sus clientes.

 

“Antes dudaban de la gobernabilidad, de las chances de que Cambiemos sea una alternativa real y no pasajera en la Argentina. Están muy bullish ahora”, resumió con su jerga de Wall Street uno de los banqueros que asistió a dichos encuentros

 

“En el frente económico, el crecimiento continúa en mejorar ahora la inversión privada y el consumo contribuyendo al crecimiento que fue liderado por las exportaciones y la inversión pública en el primer semestre de 2017”, remarcó. “Bajo el plan de convergencia fiscal (gradual) del Gobierno, la deuda pública neta alcanzaría un pico de alrededor del 37% del PIB en 2020, sigue siendo un nivel bajo”, concluyó el informe.

 

Brotes multicolores

 

Todo parece color de rosas para el oficialismo a semanas de las legislativas. El EMAE mostró que la economía creció 4,9% en julio y acumula tres meses seguidos de repunte. Ya no se puede hablar de sólo “rebote” pero tampoco se podría –como sí lo hace el Gobierno– catalogar de crecimiento sustentable. Habrá que esperar para ver si eso se confirma. La consultora LCG, que fundara Martín Lousteau, espera un crecimiento del 3% anual para 2017. Esto implica tasas promedio del 4,5% para los meses que restan. “Seguimos considerando que será un crecimiento básicamente estadístico sostenido en el efecto rebote postcaída, con un aporte de la inversión a partir del empuje inicial de la obra pública”, aclaran. Además calculan que para alcanzar la proyección anual del Presupuesto 2017 (3,5% interanual para este año) demandaría subas de 5,4% en el tercer y cuarto trimestre.

 

Pero, como se dijo, en el Gobierno apuestan a más y se sienten ganadores en esta pelea semántica del gremio de los economistas entre “rebote” y “crecimiento”. El ministro de Finanzas, Luis Caputo fue el que pecó de ultra optimista. Ayer, en la Conferencia Anual 2017 de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), afirmó que “la recuperación claramente se siente en la calle” y que “el salario real ha hecho que también el consumo comience a acompañar este crecimiento”. Para cerrar con broche de oro y describir el sentimiento triunfalista de Cambiemos, el funcionario precisó: “Estamos en el mejor momento económico de nuestro mandato”. El Gobierno, agrandado, espera el 22 de octubre con otra cara.