Gobernadores exigieron diálogo a la Nación y tiempo a la Corte

7 de septiembre, 2017

Gobernadores exigieron diálogo a la Nación y tiempo a la Corte

 

 Por Mariano Espina

 

El reclamo de María Eugenia Vidal para que la provincia de Buenos Aires recupere el Fondo del Conurbano en su totalidad convocó ayer a veintiún gobernadores, sin distinción partidaria. En un asado compartido en la Casa de San Juan, le exigieron a Nación que escuche a las provincias y que no dé el beneplácito a la demanda de la mandataria bonaerense. Tienen como objetivo, a su vez, que la Corte Suprema lea el mensaje y demore el fallo. “Que este tema lo resuelva la política”, piden los mandatarios.

 

El encuentro juntó a peronistas, entre ellos a los más y los menos dialoguistas con el Gobierno, panperonistas y también kirchneristas. Juntó también radicales, tres, que con el aval de la Casa Rosada participaron de la reunión, pero no escondieron su rechazo al reclamo de Vidal, pese a jugar en el mismo equipo. Sólo se ausentó Chubut entre las veintidós provincias impactadas por la demanda, que fueron invitadas por el sanjuanino Sergio Uñac que ofició de anfitrión en la Casa Museo de Domingo Faustino Sarmiento, ubicada en el microcentro porteño.

 

Según pudo averiguar este diario, en diálogo con los gobernadores presentes, lo que se exige es una solución en la que intervenga la Casa Rosada, que es propensa a manifestarse a favor de la provincia que gobierna Vidal, una de las principales figuras de Cambiemos. La única solución que le ven es que Nación compense con recursos propios lo que perderían las provincias. Dicha compensación sería la “salida política”, que la esperan previo a que la Corte falle. El pedido es que el Máximo Tribunal se abstenga a emitir un dictamen y permita que se establezca el diálogo entre el Gobierno y el resto de las jurisdicciones. Por lo bajo, algunos presentes aseguraban que la Corte no iba a fallar a favor de Buenos Aires. Por lo alto, otros aseguran que el camino es también un trabajo integral, que incluya reforma tributaria y una nueva ley de coparticipación, como lo exige la Constitución del 1994.

“Que este tema lo resuelva la política”, piden los mandatarios

 

Otro temor de los gobernadores es que, previo al fallo de la Corte, avance la cautelar que presentó la mandataria bonaerense, que plantea actualizar el monto que a Buenos Aires le correspondería por el Fondo del Conurbano. De suceder, las arcas provinciales perderían una buena porción de los aportes percibidos.

 

El comunicado, que contó con la firma de los presentes, sostiene que “la pretensión de la provincia de Buenos Aires perjudica gravemente al resto de las provincias y municipios” y agrega: “Siendo un tema que involucra la relación Nación – Provincias, su tratamiento indefectiblemente debe darse a través del debate entre la Nación, las provincias y el Congreso”. Asimismo, le pide a la Corte que “no tome resolución alguna hasta tanto no sean escuchadas todas las jurisdicciones”. “Que el Gobierno baje la espuma, no lo beneficia esto”, dijo fuera del micrófono un gobernador afiliado a Cambiemos.

 

El asado comenzó pasadas las 13 e incluyó, además de carne de llama ofrecida por el local, un festejo de cumpleaños a viva voz para el salteño Juan Manuel Urtubey. Cerca del final llegaron el santafesino Miguel Lifschitz y también Alfredo Cornejo, de Mendoza, que cuando arribó quedaban pocos presentes y alcanzó nomas a inscribir la firma en el comunicado. No llegó el vicegobernador de Mario Das Neves, por inconvenientes en el aeropuerto chubutense. Sí asistieron los tres mandatarios de Cambiemos alcanzados por el Fondo del Conurbano. Además de Cornejo, Gerardo Morales y Ricardo Colombi, de Jujuy y Corrientes respectivamente. Colombi, que disfruta de los últimos días en la gobernación –hay elecciones el 8 de octubre– aseguró en diálogo con este medio que la postura es dura y que no están dispuestos a “perder un peso”. Pero agregó: “Esto se puede dar ahora porque el Gobierno está abierto el diálogo, antes tenían miedo de discutir estos temas. Hay un Ejecutivo que quiere discutir las medidas de fondo”.

 

La única solución que le ven es que Nación compense con recursos propios lo que perderían las provincias. Dicha compensación sería la “salida política”, que la esperan previo a que la Corte falle

 

Desde que en 1996 se trabó en $650 millones lo que percibe Buenos Aires por el Fondo del Conurbano, el resto de las provincias comenzaron a percibir en forma proporcional el resto del 10% del impuesto a las Ganancias. Vidal recurrió al Máximo Tribunal para recuperar lo que no recaudó en estos 21 años y comenzar desde 2018 a percibir el total, que se estima en $50.000 millones. De avanzar el reclamo, los gobernadores perderían importantes sumas, tal como lo graficó El Economista días atrás. Las más perjudicadas serían Córdoba y Santa Fe, que dejarían de percibir poco más de $7.000 millones cada una.

 

Pese al impacto de caer derrotado en las PASO, Juan Schiaretti (Córdoba) se ubicó en la cabecera y fue el portavoz del reclamo de los mandatarios. Los gobernadores se fueron satisfechos por el “ámbito que se generó” y quedaron en reunirse nuevamente luego de las elecciones generales.