“Nuestra consolidación fiscal gradual evita dañar el crecimiento o empleo”

27 de septiembre, 2017

"Nuestra consolidación fiscal gradual evita dañar el crecimiento o empleo"

 

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, defendió hoy “la reducción gradual del déficit fiscal” porque “evita dañar el crecimiento (económico) y el empleo”, y abogó por tener un BCRA más independiente. Dujovne disertó en la 11° Reunión del Foro de Administración Tributaria de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que se desarrolla en Oslo, donde destacó la decisión del Gobierno de avanzar con su política de “integración al mundo”.

 

"Nuestra consolidación fiscal gradual evita dañar el crecimiento o empleo"

 

Según informó el Palacio de Hacienda, el ministro también se reunió con las ministras de Finanzas de Noruega, Siv Jensen, y de Suecia, Magdalena Anderson, quienes le expresaron su apoyo para el ingreso de Argentina a la OCDE y a la “normalización macroeconómica” del país.

 

Dujovne expuso sobre las “Prioridades fiscales de la próxima presidencia del G20” y participó del panel de debate “La política fiscal internacional cumple con la Administración Tributaria”. Allí manifestó que “estamos trabajando arduamente hacia una agenda ambiciosa que siga construyendo consensos sobre los temas más relevantes para nuestro país”.

 

“Nuestra consolidación fiscal gradual evita dañar el crecimiento o empleo, protegiendo así a los más vulnerables”, dijo Dujovne

 

En esta línea, expresó: “Desde diciembre de 2015, nuestro enfoque ha sido el establecimiento de políticas macroeconómicas, restaurar la credibilidad y establecer las bases para un crecimiento fuerte, sostenible e inclusivo”. Y agregó: “Para ello hemos desmantelado las restricciones monetarias, fortaleciendo el Banco Central, promovido la independencia y el apoyo a la autoridad monetaria en la adopción de un régimen de focalización de la inflación”.

 

Respecto de la política fiscal, Dujovne explicó que “hemos emprendido un proceso de consolidación con el objetivo de reducir nuestro déficit fiscal, eliminando o reduciendo los impuestos de distorsión. Hemos sobre-cumplido el objetivo de 2016 y estamos camino a cumplir el de este año también”. Y sostuvo: “Nuestra consolidación fiscal gradual evita dañar el crecimiento o empleo, protegiendo así a los más vulnerables”.

 

El ministro manifestó que esta transformación económica se está llevando a cabo en simultáneo con una estrategia de inserción inteligente al mundo. “Queremos construir relaciones maduras y pragmáticas con los países de nuestra región, así como con los bloques regionales claves y los países miembros de la OCDE”, sostuvo.

 

“Hemos promovido la independencia y el apoyo a la autoridad monetaria en la adopción de un régimen de focalización de la inflación”, aseguró

 

Dujovne resaltó lo valiosa que ha sido la labor de la OCDE para las gestiones pasadas y manifestó su deseo de mantener una fructífera colaboración con la Organización para trabajar numerosos asuntos, entre ellos la agenda fiscal internacional. Planteó que “el trabajo en materia de cooperación que Argentina ha logrado alcanzar es uno de los sinceramientos fiscales más exitosos del mundo, ya que ha facilitado la exteriorización de US$ 117 mil millones en activos, la mayoría de los cuales se mantenían en el extranjero”.

 

El titular de Hacienda sostuvo que “se revelaron activos por un valor del 22% del PIB, lo que supone un aumento de 2 puntos del PIB en recaudación de impuestos. Esto no hubiera sido posible sin los esfuerzos del G20 y la OCDE hacia la transparencia fiscal en los últimos años”.

 

Dujovne concluyó su discurso afirmando que “con el apoyo continuo de las administraciones tributarias aquí presentes, la OCDE y la comunidad del G20, estoy seguro de que seguirá mejorando el sistema tributario internacional, y con ellos se contribuirá a una economía mundial más sólida y justa”. El Foro sobre Administración Tributaria (FAT) fue creado por el Comité de Asuntos Fiscales de la OCDE en julio de 2002. Desde entonces, el FAT ha crecido hasta ser un foro internacional sobre administración tributaria que agrupa a las administraciones tributarias de 50 países, incluyendo los miembros de la OCDE y del G20.