CFK defendió su gestión y ajustó su estrategia electoral

15 de septiembre, 2017

CFK defendió su gestión y ajustó su estrategia electoral

 

No le escapó a ninguna de las preguntas que le formuló el periodista Luis Novaresio, aunque tampoco dejó a un lado el juego dialéctico para responder con algún rodeo, defenderse de las controversias que podían llevar implícitas, regresar al presente para comparar su gestión con la de Cambiemos (y el tratamiento que se hace de ambas) y hacer afirmaciones taxativas que dejaron decenas de títulos posibles. Durante más de dos horas, Cristina Kirchner ofreció su primera entrevista rumbo a las generales de octubre al sitio Infobae y dejó algunos esbozos de sus ejes de campaña. “Hay que frenar el ajuste y no discutir las internas del peronismo, lo que me parece hasta frívola e inmensamente funcional al Gobierno”, sentenció la expresidenta en su traje de candidata a senadora nacional, dos días después de convocar de una carta abierto a los votantes de otras fuerzas opositoras a que sumaran su adhesión a Unidad Ciudadana. (Ver página 6)

 

Defensa

 

La entrevista, que se desarrolló, en los estudios del portal, en términos cordiales, aunque no faltaron momentos de ciertas tensiones, sonrisas nerviosas y disputa de pareceres. La causa Nisman, las denuncias de encubrimiento del atentado a la AMIA y el memorandum que firmó su gobierno con Irán ocuparon la primera media hora. En ese contexto, dijo que “es un inmenso disparate” la acusación “sin ningún tipo de fundamento” sobre presuntos vínculos de su gobierno con la muerte del fiscal. Y recordó sus discursos y los de Néstor Kirchner en la Naciones Unidas exigiéndole a Irán colaboración con la investigación de los atentados terroristas, y los comparó con las intervenciones del presidente Mauricio Macri al respecto.

 

Otro tramo importante de la entrevista estuvo vinculado a la defensa de su gestión ante las acusaciones por corrupción que pesan sobre ella o funcionarios de su gobierno. “Es imposible saber lo que hace cada funcionario. No podía creer lo que veía”, dijo respecto del caso de su secretario de Obras Pública, José López, detenido cuando llevaba bolsos repletos de dinero. “Me pareció una escena grotesca y brutal. Tuve un gran enojo. Mucho, mucho, mucho. Después me vino mucha tristeza. Fue brutal y terrible. Hasta el día de hoy quisiera saber cuándo y quién le entregó ese dinero. Me cuesta creer que frente a fajos de dinero termosellados y que se pueden rastrear, no se sepa quién le dio ese dinero”, agregó.

 

Contaataque

 

En el transcurso de la entrevista, la expresidenta cuestionó la “falta de independencia” de la Justicia y dudó que el país viva hoy en un Estado de Derecho. Dijo también que “el Poder Judicial está muy desprestigiado”, negó que haya habido persecuciones durante su gobierno y afirmó que “hay un manejo descarado del Poder Judicial, fundamentalmente, para perseguir a quien habla”. Y comparó la situaciones institucionales de varios países de la región, luego de que el periodista le preguntara su opinión por Venezuela. Mencionó el clima de violencia de México, la destitución de Dilma Rousseff en Brasil y señaló que en Argentina “no existe estado de derecho”. “Tenemos hace 42 días un desaparecido y nadie se hace cargo de nada. Acá el Presidente sale por los medios diciendo que la procuradora (Alejandra Gils Carbó) tiene que renunciar. Sale diciendo que los jueces que no fallan como él quiere se tienen que ir y secuestran el juramento de un senador de la oposición en el Consejo de la Magistratura”, enumeró, a modo de argumentación.

 

En el capítulo estrictamente más político de la entrevista, Cristina expuso las razones por las que “se había ido” del peronismo, comparó este escenario con el de 2005, cuando compitió contra el aparato justicialista de la provincia de Buenos Aires y ofreció algunas pautas de su campaña. “Hay que frenar el ajuste y no discutir las internas del peronismo, que me parece hasta frívola e inmensamente funcional al Gobierno”, dijo al respecto. Y agregó: “Nos fuimos -del peronismo- porque considerábamos que -una interna- en este momento, donde a la gente no le alcanza para llegar a fin de mes, iban a distraernos del problema principal”.

 

Además, señaló que si en las elecciones presidenciales de 2019 “fuera un obstáculo, para el peronismo, para un frente mucho más amplio que el peronismo, me excluyo”. Aunque defendió su performance y la comparó con otros actores del peronismo. “Es muy difícil ser un obstáculo habiendo ganado las elecciones, y sobre todo que lo digan aquellos que no tuvieron el resultado que esperaban”, dijo, en relación con sus rivales directos al interior del universo peronista bonaerense, pero también respecto de algunos gobernadores críticos con su liderazgo.