Cayó el desempleo (pero también la actividad)

"La reducción de la desocupación obedeció básicamente a la caída de la tasa de actividad", dice un informe

18 de septiembre, 2017

Cayó el desempleo (pero también la actividad)

 

Los análisis de consultoras le siguen restando optimismo a los datos de empleo, desempleo y actividad que publicó el Indec el jueves de la semana pasada. Si bien desde el Gobierno se celebró por la caída del desempleo desde 9,3% a 8,7% en la comparación interanual entre el segundo trimestre de 2017 contra el mismo período de 2016, distintos economistas destacan que primaría un efecto desaliento, lo que reafirmaría el concepto de que la economía está más en una recuperación que en un crecimiento.

 

El jueves, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, festejó: “Baja el desempleo. Sigue creciendo nuestra economía. Cada día un poco mejor, y lo estamos haciendo todos juntos”. Pero el último panorama semanal de Federico Muñoz y Asociados discrepó: “El Gobierno festejó que la tasa de desempleo cayera de 9,3% de la población activa a 8,7%. De todos modos, la reducción de la desocupación obedeció básicamente a la caída de la tasa de actividad. La variable más relevante del reporte es la tasa de empleo y allí las novedades no fueron tan auspiciosas: se ubicó en 41,5%, dos décimas por debajo del nivel de un año atrás”.

 

Desanimo

 

En ese sentido, el último informe de Economía & Regiones (E&R) coincidió en que “a pesar de ese dato positivo, hay que tener en cuenta que se presentó una disminución interanual del empleo (-0,2 puntos) y de la tasa de actividad (-0,6 puntos)”. Y amplió: “En este marco, la caída de la tasa de actividad y del empleo explican que la baja en el desempleo se debe en mayor medida a un efecto desanimo (desocupados que buscan menos empleo) que a la generación de nuevos puestos de trabajo”.

 

Así, para E&R los datos del mercado de trabajo demuestran que “la economía argentina rebota pero todavía es prematuro hablar de crecimiento”.