En 2019, Aerolíneas Argentinas “no recibirá ni un solo peso del Estado”

5 de septiembre, 2017

En 2019, Aerolíneas Argentinas "no recibirá ni un solo peso del Estado"

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua, afirmó hoy que la compañía transportó 8,5 millones de pasajeros entre enero y agosto, con un aumento del 13% respecto del 2016, y ratificó que para el 2019 la línea de bandera nacional “tendrá auto sustentabilidad y no recibirá ni un solo peso del Estado”.

 

Dell’Acqua fue hoy uno de los disertantes en el Octavo Foro Regional de Líderes de Gobierno que se realizó en la sede del Ministerio de Ciencia y Tecnología, donde reafirmó que “Aerolíneas está logrando un crecimiento sostenido, producto de un esfuerzo constante de todo su personal y de la optimización de sus recursos”.

 

“Entre enero y agosto hemos tenido una oferta de 10.955.325 lugares, 9% más que en el 2016 y 17% más que en el 2015 mientras que, en cuanto a pasajeros transportados, llegamos a los 8.500.000, lo que implica 13% más que en el 2016 y 22% más que en el 2015”, detalló el titular de Aerolíneas.

 

En ese sentido, agregó que “tuvimos una ocupación del 80,3%, 3,8% más que en el 2016 y 3,3% más que en el 2015 y vendimos 5.090.211 tickets, 15,5% más que el año pasado y 22,1% más que el anterior”. Destacó también que “llegamos a lograr un nivel de puntualidad del 84%, y dos veces fuimos la aerolínea más puntual de toda América, con un cumplimiento del 98,3%”.

 

Remarcó seguidamente que “estos números son los que nos llevan a sostener que lograremos sin falta el objetivo de la sustentabilidad total, para que nunca más los argentinos tengan que sostener con su bolsillo la operación de Aerolíneas”.

 

Recordó al respecto que “en el 2015 el promedio de aporte del Estado era de US$ 678 millones, con un máximo, en el 2012, de US$ 899 millones. En el 2016 logramos reducirlo a US$ 325 millones, y la proyección de este año nos indica que estaremos en US$ 170 millones”.

 

Indicó que “Aerolíneas en este momento tiene 250 vuelos domésticos diarios y 90.000 al año con un total de 12 millones de pasajeros estimados en ese período, y una puntualidad entre troncales e intertramos del 86%”.

 

“Contamos -dijo Dell’Acqua- con un sistema central que nos permite saber con meses de anticipación cómo se va a llenar cada avión, y eso nos posibilita programar nuestros vuelos hacia dónde la gente quiere volar. Este trabajo nos ha llevado a lograr entre cuatro y cinco puntos más de ventas. Es la aplicación de la tecnología de la información al servicio de un mejor servicio”, expresó el directivo.

 

“Toda esta estrategia -añadió- nos ha permitido crecer sin despidos y sacándole más provecho a nuestra flota; una flota que hoy está compuesta de 82 aeronaves: 26 Embraer, 29 Boeing 737-800, 11 737-700, seis Airbus 340-300 y 10 Airbus 330-200, y en el transcurso de lo que queda del año recibiremos un Airbus 330-200 más, cinco 737-800 y dos 737-800 Max, un avión totalmente nuevo que aún no tiene volando ninguna otra aerolínea en el mundo y nosotros estrenaremos”.

 

Se refirió también a los posibles cambios en la flota, señalando que “estamos muy conformes con los Airbus de doble pasillo para vuelos de largo alcance, y con los Boeing de un pasillo para vuelos regionales y de cabotaje. Lo que estamos analizando es la posibilidad de cambiar los actuales Embraer de 98 plazas por un avión de más tamaño con capacidad para 170 plazas, que nos permita ampliar la oferta sin agregar más aviones”.