Salarios medios son los más beneficiados

26 de diciembre, 2016

Salarios medios son los más beneficiados

 

Luego de una primera propuesta del Ejecutivo que no logró el apoyo de la Cámara de Diputados por ser considerada demasiado austera, y de una contrapropuesta de diferentes sectores de la oposición que fue bloqueada por un acuerdo entre senadores y el Gobierno Nacional, finalmente se sancionó una iniciativa que algunos celebran y otros consideran sin diferencias significativas con el original.

 

Para Andrés Mir, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), el proyecto votado es “notoriamente mejor” al presentado por la oposición, que “contenía errores técnicos, y generaba profundas distorsiones e inequidades que lo hacían prácticamente inaplicable”. Por otro lado, consideró que el cambio fundamental entre el proyecto que se convirtió en ley y aquel impulsado originalmente por el Gobierno es que mientras el primero hacía foco en el ajuste de los tramos de escala, en el nuevo esquema esas modificaciones son mucho más moderados y se prioriza un aumento mayor en los mínimos y deducciones.

 

Según Mir, la nueva normabeneficiará a los trabajadores con salarios brutos de entre $30.000 y $37.000 en el caso de los casados con dos hijos y de $26.000 y $28.000 en el caso de los solteros, que ahora quedarán fuera del impuesto y en el proyecto original tributaban entre el 2% y 3% de su ingreso neto.

 

Por otro lado, la mayoría de los trabajadores que quedan alcanzados por el impuesto experimentarán (sobre todo en 2018 y 2019) una reducción de tasa efectiva menor con los nuevos parámetros fruto de un ajuste de los tramos de escala notoriamente menores. Según el análisis del Iaraf, en este esquema los mayores perjudicados serán los trabajadores autónomos que, al tener deducciones menos significativas que los empleados dependientes, se ven severamente afectados por la insuficiente actualización de los tramos de la escala.

 

Desde el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA), por otro lado, consideraron que “el nuevo proyecto prácticamente no se diferencia del primero presentado por el Gobierno”. En un informe precisaron que la propuesta plantea una nueva tabla de alícuotas y tramos, pasando de los 7 que rigen actualmente a 9, con un mínimo de 5% y un máximo de 35%. Sin embargo, consideraron que la crítica que actualmente se le hace al impuesto está muy lejos de resolverse dado que los tramos siguen estando muy juntos entre sí, lo que implica que en la práctica las alícuotas marginales de 5%, 9%, 12% y 15% sólo correspondan a ingresos de entre $23.200 y $30.000.

 

“Si consideramos la distribución actual de contribuyentes, y tomamos en cuenta que de acuerdo con la versión oficial unos 400.000 contribuyentes dejarían de pagar el impuesto (sin considerar el aumento de paritarias 2017), podemosafirmar que a la mayoría de los contribuyentes (51%, alrededor de 920.000) les habría convenido el primer proyecto del Gobierno”, concluyeron. Esto se debe a que se encuentran en los tramos de salarios donde las alícuotas son mayores, y no cuentan con tantas deducciones (hijos y cónyuge principalmente) para hacer.