Malcorra, al frente del Mercosur, en clima tenso

15 de diciembre, 2016

Malcorra, al frente del Mercosur, en clima tenso

 

El clima tenso se daba por descontado. La canciller venezolana Darcy Rodríguez, que no estaba invitada a participar por la suspensión de su país como miembro pleno del Mercosur, había prometido estar, a través de las redes sociales y en las declaraciones previas. Y, efectivamente, se acercó al Palacio San Martín, donde los cancilleres del resto de los países integrantes del bloque, iban a definir la presidencia pro tempore que quedó para Argentina. Allí, la representante del gobierno de Nicolás Maduro denunció una “confabulación” en contra de su país y pidió que se revea su situación, acompañada de algunas organizaciones locales y escoltada por su par de Bolivia, David Choquehuanca. No pudo cumplir su objetivo, pero se reunió en la previa con la canciller Susana Malcorra con quien tuvo un contrapunto de más de una hora.

 

Congelado

 

Los cancilleres de de Brasil, José Serra; de Paraguay, Eladio Loizaga; y de Uruguay Rodolfo Nin Novoa, fueron taxativos respecto de la situación de Venezuela, aún el de Uruguay, que había sido más flexible y propenso a acercar posiciones durante los días anteriores. “No ha estado en total consenso, pero ha acompañado”, dijeron en el Ministerio de Relaciones Exteriores. En la conferencia de prensa posterior, Malcorra precisó la posición del bloque: “No estamos negando que tenemos diferencias de opinión, pero las decisiones tomadas son las que corresponden”. “La situación de Venezuela está congelada. Con la cesación, Venezuela no tiene derecho ni a voz ni a voto hasta que asuma sus compromisos. No ha sido expulsada del Mercosur”, agregó la ministra. Y inquirió: “No se puede ser parte de una organización teniendo los privilegios pero no cumpliendo con las obligaciones”.

 

Defensa

 

Por la mañana, antes de la cita, Rodríguez intentó ingresar al Palacio San Martín. Ante la negativa de la seguridad de lugar, denunció “confabulación” de sus pares y agresiones de la policía. “Los cancilleres de la Triple Alianza confabulados contra Venezuela y el Mercosur se niegan al diálogo con Bolivia y Venezuela”, escribió Rodríguez en su cuenta de Twitter y sumó una fotografía de una sala de la Cancillería argentina preparada para una reunión, pero vacía y sin la bandera de Venezuela. Malcorra negó que existan “confabulaciones” contra Venezuela y señaló que desde el Mercosur se le brinda a Caracas “todo el derecho a defensa”.

 

La canciller argentina también contó que, luego, estuvo con Rodríguez en una “larga reunión, que se extendió por más de una hora”, donde expusieron sus “puntos de vista sin tener una posición de encuentro”. “Fue un diálogo franco a partir de las enormes diferencias. La canciller ha planteado la perspectiva de Venezuela. Hemos aceptado que tenemos una óptica distinta y aceptamos avanzar utilizando las herramientas para la solución de controversias que están previstas en el Mercosur”, dijo al respecto.

 

Venezuela se unió al bloque en 2012 y fue suspendida a principios de mes por no haber cumplido el Protocolo de Adhesión, una decisión que el gobierno de Maduro rechazó al considerarla “ilegal”.