Los bonos en pesos sufrieron menos que los dolarizados

1 de diciembre, 2016

Los bonos en pesos sufrieron menos que los dolarizados

 

por Leandro Gabin

 

La caída de los bonos argentinos con la consecuente suba de los rendimientos por el “efecto Trump” no fue uniforme. De hecho, los bonos en pesos no sufrieron tanto como los emitidos en dólares, mucho más expuestos a los vaivenes globales y los que más subas habían tenido. Esto hace que, para muchos, los títulos en pesos sean hoy atractivos, más aún porque el BCRA bajó las tasas y eso produce “migración” de inversores de Lebac a bonos.

 

Según un informe de Delphos Investment, en comparación a otros países América Latina, la elevación de rendimientos soberanos argentinos en moneda local fue mínima en términos relativos a la elevación de yields soberanos argentinos en dólares. La suba de rendimientos en pesos (55 puntos básicos) fue 55% de la suba de rendimientos en dólares (100 puntos básicos). En el caso de Chile, Brasil y México, significó 70%, 93% y 111%, respectivamente. El caso de Perú es el más destacable ya que a pesar de observarse una depreciación de la moneda peruana contra el dólar inferior al peso argentino, la suba de rendimientos en moneda local en términos relativos a la suba de yields en dólares fue superior al caso argentino: 67% en el caso de Perú versus 55% en el caso de Argentina, incluso con depreciaciones de 1,6% en el sol peruano y 3,5% en el peso argentino.

 

“A excepción de México, el apetito inversor por activos de América Latina en moneda local supo resistir parcialmente la elevación de riesgo país. Perspectivas de buena perfomance de las commodities mejorarían los términos de intercambio”, dice el informe. “En Argentina es donde más destacadamente ello se observa, debido a factores de cambio de régimen y ciclo de negocio”, agrega. Por eso, se mantienen cautelosos al respecto de posiciones largas en pesos. Creen que hoy carteras con foco en el carry en pesos deben evitar posiciones largas sin posibilidad de cobertura. “A pesar de que activos locales continúan con buen momentum, el creciente déficit fiscal y necesidades de financiamiento nos llevan a estar más alertas. De corto plazo, el trade por riesgo país argentino debería canalizarse por curva de dólares más que curva en pesos”, dicen.

 

La consultora Econviews realizó un análisis de las alternativas en pesos que están bajo observación del mercado. A saber:

 

  • El Bonar 2018 cotiza con un spread sobre Badlar de 287 puntos básicos, por encima del 264 previo. Mientras tanto, el Bonar 2020 aumentó su spread desde 251 a 275 puntos básicos. Al nivel corriente de Badlar privada en 20,7% (promedio de los últimos 5 días publicados), estamos hablando de tasas de 23,6-24%.
  • Con respecto a los instrumentos con base CER y comparándolos con su rendimiento teórico según la curva, el TC21, el NF18 y el CUAP están relativamente caros mientras que el DICP tiene espacio para comprimir margen contra la curva semilogarítmica. NF18, PR13, PARP y TC20 están arbitrados. “Mantenemos nuestra recomendación de compra del DICP”, dicen desde Econviews.