“La inflación es menos de 20% anualizada”

15 de diciembre, 2016

“La inflación es menos de 20% anualizada”

 

por Mariano Cúparo Ortíz

 

El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, defendió ayer la política monetaria que viene realizando y afirmó que no se toma conciencia de lo logrado. “Se va a terminar el segundo semestre con una inflación promedio de 1,5%, es decir, de menos del 20% anualizada, cosa que hace años no ocurría en Argentina. Pero no está instalado eso. Y eso que estamos a sólo quince días de terminar el semestre”, sostuvo. Además, en su participación en la conferencia organizada por el Banco Ciudad y la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), se refirió a las razones por las cuales adoptó durante noviembre la decisión de bajar las tasas a pesar de la aceleración inflacionaria observada y acerca de la virtual desaparición del pass-through (la suba de precios que genera el alza en el dólar) si hay un política monetaria ordenada.

 

La desinflación

 

Sturzenegger afirmó que hay una gran dispersión de IPC’s y que tal vez esa sea la razón por la cual aún no está instalada la noción de que el promedio del segundo semestre para el IPC GBA será de 1,5%, según su predicción. “¿Está instalado que la inflación del segundo semestre es 1,5% promedio? Yo diría que no y creo que en parte es por la gran dispersión y cantidad de índices que hay”, afirmó. La declaración podría resultar polémica justo un día después de la publicación del IPC CABA (el Indec no publica interanual por motivos obvios), que mostró una inflación interanual de 44,8% y una acumulada durante enero- noviembre de 2016 de 39,3% (se aceleró 2,7 puntos respecto a octubre). Pero los datos que hoy mismo publicará el Indec sobre el IPC de noviembre podrían darle razón. Luego, todo depende de dónde se hace el corte temporal para medir.

 

El promedio para lo que va del cuarto trimestre, para el cual el BCRA planteó una meta de 1,5%, según el IPC CABA es de 2,45%. En ese sentido, los datos que saldrán hoy serán reveladores. Porque es el IPC GBA el único al que el BCRA tomará en cuenta para sus decisiones de política monetaria y porque permitirá ver cómo avanza el último trimestre del año para el que el BCRA planteó su primera meta.

 

La tasa Sturzenegger se refirió a los debates que vienen generando las decisiones de tasa del BCRA, aunque su explicación acerca de la sorpresiva baja de dos puntos porcentuales en noviembre dejó lugar a nuevas preguntas. En rigor, lo que sorprendió a muchos analistas durante noviembre, a medida que el BCRA fue bajando las tasas, era el contexto en el que lo hacía. En la previa, durante septiembre y octubre, con la inflación desacelerando, se había mostrado reticente a bajar la tasa en base a la explicación de que las expectativas inflacionarias del REM para el 2017 se mantenían lejanas a la meta de 12-17%. En cambio, en noviembre, con la publicación de un IPC GBA de octubre acelerando, y sin novedades positivas de las expectativas del REM, la autoridad monetaria accedió a bajarlas. Eso hizo pensar a algunos que estaba respondiendo a presiones políticas para reactivar la economía. El presidente del BCRA sostuvo que “la decisión de noviembre no se toma en función de la inflación de octubre sino en la prospectiva hacia adelante: en noviembre bajamos la tasa porque estábamos mirando el proceso inflacionario de noviembre y diciembre y las expectativas del 2017”. La duda que queda es por qué la tasa bajó si las expectativas del REM nunca se alinearon con las metas del BCRA.

 

¿El fin del pass-trough?

 

“Quienes mencionan una relación directa entre tipo de cambio e inflación están analizando la situación en otro contexto, donde es la política monetaria que provoca inflación la que genera la correlación de estas variables, que hoy no está presente. Con la depreciación de las últimas semanas, el pass-trough que hemos medido es cero. Había entonces lo que llamamos una variable omitida, que es la política monetaria y que hoy se maneja de otra manera”, sostuvo.