“Hay escepticismo con la oposición”

23 de diciembre, 2016

“Hay escepticismo con la oposición”

 

Entrevista a Analía del Franco, Consultora política y especialista en opinión pública

 

“La promesa incumplida del segundo semestre aceleró la desazón en el humor social”, señala Analía del Franco, socióloga, consultora política y especialista en opinión pública. En esta entrevista con El Economista, analiza la marcha del gobierno de Cambiemos y el escenario opositor. “Me resulta difícil que, en las condiciones de hoy, el peronismo lleve un solo candidato”, añade.

 

¿Qué balance hace de este primer año de gestión de Cambiemos? ¿Qué aspectos positivos y negativos destacaría?

La califición que la opinión pública adjudica a este año de gestión de Cambiemos es de 5 puntos. Los aspectos positivos que fuimos relevando a lo largo del año fueron, inicialmente, la salida del cepo, sin consecuencias de alto impacto; y, sobre todo, un estilo que difiere en la modalidad de los gobiernos del kirchnerismo. Los negativos se relacionan netamente con la economía diaria y la incertidumbre. En diciembre del 2015, las expectativas positivas eran muy altas y terminamos en el otro extremo, con un 39% de la opinión pública que piensa que la situación va a mejorar a corto plazo. El mayor impacto negativo, además de la inflación, a la que le cueste dejar de crecer, es sentirse defraudado por la idea de campaña de inversiones y de país pujante.

 

¿Qué cosas le sorprendieron del Gobierno y qué transitaron dentro de lo esperable?

Lo esperable era que mantuvieran una comunicación similar a la de campaña y, de alguna manera, lo están haciendo, con las particularidades de la gestión; sobre todo, en el caso de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Lo que sorprende es el riesgo que asumieron, aparentemente sin red, de declarar al segundo semestre como bisagra. Esto aceleró la desazón en el humor social.

 

¿Cuánto cambió la percepción de la opinión pública durante este año?

Fue virando especialmente el nivel de apoyo al Presidente. Arrancó en un 66% de aprobación y finaliza con 44% y un alto cambio de humor social en lo que respecta a las expectativas. Hoy un 30% son los que creen que, en breve, va a haber mejoría. A pesar de esta evaluación crítica tanto del Presidente como de la situación económica, la población se divide en mitades entre quienes apoyan y quienes critican. Casi igual que hace un año. Lo que implica que, a pesar del mal diagnóstico que se hace de la economía actual, el Gobierno está supliendo esta carencia con otros aspectos, menos tangibles, y que es probable que se relacionan con el concepto de “la pesada herencia”. O, como decíamos antes, el cambio de estilo de comunicación, además de los casos de corrupción que sobrevuelan sobre el día a día.

 

¿Qué tipo de oposición tuvo Cambiemos hasta aquí? ¿Qué actores quedaron mejor posiciones de cara a 2017?

La oposición, la más fuerte, el PJ y el Frente para la Victoria, después de 12 años de gestión, hizo lo que pudo tras el impacto. En primer lugar, dividirse, reacomodarse, que inicialmente resulta funcional al Gobierno. Por el momento es complejo hablar de mejor posicionando hacia 2017. El público está distante y escéptico frente a las ofertas de la oposición. No hay interés por parte de la sociedad, por lo menos hasta hace un par de meses. La situación de diciembre es otra y así lo demuestra un relevamiento de noviembre, en el que preguntado a qué candidato votaría si de Cristina, Macri o Massa, éste último asciende 5 puntos. O sea, se coloca en un 20% habiendo estado en entre 14 y 15 puntos durante todo el año. Estos votos potenciales, no los resta de las otras dos fuerzas sino de los que se manifiestan indecisos. El bloque Justicialista, el Frente Renovador e, inclusive, el Movimiento Evita, de perfil oposición razonable y colaborativa, se asoman con menor paciencia para los meses de verano.

 

¿Qué se puede esperar que pase con el peronismo en 2017 y qué con el Frente Renovador?

El peronismo tiene temas de tensión en su propio espacio, que no le permite aún establecer una estrategia clara y continua en relación con el oficialismo. El Frente Renovador, a su vez, tiene la gran oportunidad de recibir a los desencantados del Gobierno. Pero esto no depende de ellos, sino de la perfomance del Presidente.

 

¿Qué escenario electoral imagina para las elecciones de medio término?

Me resulta difícil que, en las condiciones de hoy, el peronismo lleve un solo candidato. La acción en las primarias es algo que se pone en valor para, finalmente, terciar la pulseada. También hoy me resulta complicada la unión con Massa. El escenario debería mostrar alto deterioro del Gobierno nacional para que se produzca.