El MULC volvió a dar positivo pero la fuga sigue siendo elevada

19 de diciembre, 2016

BCRA reservas

 

BCRA publicó el viernes los datos del Mercado Unico y Libre de Cambios (MULC) de noviembre, que dio un superávit de US$ 400 M, lo que representa una reversión respecto al mismo mes del año pasado, cuando se registró un déficit de US$ 2.364 M, y una mejora de US$ 260 M respecto a octubre del 2016, cuando el superávit fue de US$ 136 M. Las operaciones de la cuenta corriente cambiaria dieron un déficit de US$ 1.088 M, lo que implica una reducción respecto al de octubre pasado, que fue de US$ 1.424 M. Comparado con el déficit del mismo mes del año pasado, se ve una reducción en la salida neta de 55%, explicada principalmente por el aumento de los cobros de exportaciones.

 

El nuevo régimen

 

Desde diciembre del 2015 hasta agosto del 2016, el BCRA avanzó fuerte en la flexibilización de las normas de lo cambiario. La publicación todos los meses de los datos del MULC permiten ir monitoreando periódicamente las consecuencias positivas y negativas de este importante cambio de política económica decidido por el Gobierno incluso desde antes de asumir.

 

Mes a mes, algunas de las principales preguntas son qué pasó con el balance general, qué sucedió con la cuenta corriente, qué ocurrió con los pagos por comercio, qué aportó el endeudamiento, qué desempeño vienen mostrando las inversiones del extranjero y qué pasó con la fuga, bajo el nuevo régimen cambiario.

 

Lo financiero

 

Los egresos netos por la formación de activos externos de libre disponibilidad (es decir, la famosa fuga) constituyeron una salida neta de US$ 878 M. Este número fue similar al de noviembre de 2015, que había mostrado un rojo de US$ 832 M. Fue la primera vez en el año en el que no se observó un incremento importante de ese componente. Logró ser parcialmente compensado por el ingreso de divisas tanto por inversión extranjera directa como de portafolio, que sumó US$ 243 M (lo que implicó una mejora importante respecto a los US$ 76 M que habían ingresado en el mismo mes de 2015), como por los ingresos por préstamos financieros y títulos de deuda, que sumaron US$ 535 M. Pero como esta vez las operatorias con títulos valores dio una salida de US$ 267 M, los números estuvieron lejos de compensarse y dieron una salida de US$ 358 M, que fue el que efectivamente registró la cuenta capital y financiera cambiaria del sector privado no financiero.

 

Si a este número se le sumaran las salidas de divisas de la contrapartida “extranjera” de la fuga de capitales, es decir los giros de utilidades y dividendos de la IED, el balance se vería incrementado ya que llegaron nada menos que a US$ 323 M.

 

Tal como explica el informe del MULC de noviembre, la cuenta capital y financiera dio un superávit de US$ 1.682 M en el mes de noviembre de 2016, producto principalmente del aumento neto de depósitos por la exteriorización de fondos en el marco del régimen de sinceramiento fiscal.

 

Cuenta corriente

 

El déficit de US$ 1.088 M en las operaciones de cuenta corriente durante noviembre es mejor que el de octubre, que fue de US$ 1.424 M e implica una mejora del 55% respecto al mismo mes de 2015, cuando fue de US$ 2.414 M. Esa mejora se explica principalmente por el resultado del comercio de bienes, que implicó en noviembre del 2016 un ingreso neto de US$ 630 M, producto de ingresos de divisas por exportaciones que llegaron a US$ 4.555 M y egresos por importaciones de US$ 3.925 M. Un desempeño positivo que implica una diferencia importante con el déficit que había dado el mismo mes del año pasado, que fue de US$ 1.020 M. El movimiento de divisas generado a partir del intercambio de servicios dio un rojo de US$ 655 M.