El Gobierno apuesta a sellar acuerdo por Ganancias con la CGT

19 de diciembre, 2016

El Gobierno apuesta a sellar acuerdo por Ganancias con la CGT

 

Entre hoy y mañana se definirá el proyecto que modifica el impuesto a las Ganancias. Primero será elturno de los representantes de la CGT con funcionarios del Ejecutivo. El martes, temprano, el Gobierno recibirá a los gobernadores y, por la tarde, buscará definir detalles con los jefes de los principales bloques opositores. Hay optimismo en los diferentes sectores para alcanzar un acuerdo y que la iniciativa con media sanción de Diputados sea radicalmente modificada.

 

En horas extra y reuniones dominicales, el oficialismo definía los límites del proyecto que negocia con la oposición y la central obrera. Como lo ha sido desde un principio, el mínimo no imponible continúa siendo uno de los ejes principales en disputa. Pero en Cambiemos insisten en la posición de no exagerar el aumento del gasto a lo ya impuesto por el Presupuesto 2017, votado por amplias mayorías en ambas Cámaras del Congreso. La iniciativa de Cambiemos casi no superaba los $27.000 millones estipulados en la ley de leyes, mientras que el proyecto opositor estiraba ese número a los $90.000 millones, según el titular de la AFIP, Alberto Abad. Según pudo averiguar El Economista, de encontrar impuestos sustitutos para aumentar la recaudación y solventar la pérdida que significaría los cambios en Ganancias, el costo podría alcanzar cifras mayores a la que dicta el Presupuesto.

 

A pesar del optimismo que reina por parte de negociadores de todos los sectores, el acuerdo está lejos de estar cerrado. Hay diferencias entre lo que exige la CGT y la oposición, y lo que está dispuesto a ceder el oficialismo. Así le dijeron a este medio fuentes cercanas al presidente Mauricio Macri. Las pocas horas que quedan de acá al miércoles, juega en contra del necesario acuerdo. De no alcanzarse, la alternativa del veto vuelve a escena.

 

Disyuntiva peronista

 

“Hay un avance, me parece bien que vayamos progresando para llegar al lunes a un entendimiento”, declaró ayer por Radio Mitre el jefe del bloque PJ en el Senado, Miguel Angel Pichetto, y reiteró que “si se llega a un acuerdo con las CGT, se abre un camino interesante”. Cerca del senador señalaron que lo que resuelva la central obrera “es fundamental”. Para Pichetto no se resuelve con que haya acuerdo y se avance con un nuevo proyecto, el bloque opositor quedó diezmado y la discusión en cuestión estaría dejando heridas difícil de cicatrizar, dado que el sector kirchnerista le exigía al presidente de la bancada mayor determinación y avanzar con la media sanción de Diputados. De todas formas, sigue en pie la advertencia que lanzó el senador rionegrino el miércoles pasado. Si no prospera la negociación, se aprueba sin modificaciones la iniciativa redactada por el gran acuerdo opositor que se dio el pasado 6 de diciembre, en la Cámara Baja.

 

Por el lado de las provincias, la naciente liga de gobernadores envió señales a favor de buscar un proyecto que logre un consenso entre el oficialista y el opositor. “El del Ejecutivo es muy tacaño”, señaló el mandatario salteño Juan Manuel Urtubey, pero sobre el opositor, manifestó que “desnudó una alianza entre el kirchnerismo y Massa”. Similar a la consideración de Miguel Lifschitz, de Santa Fe. “Es injusto que los trabajadores tengan que pagar Ganancias pero hay que buscar el mecanismo fiscal”, sostuvo el socialista, y agregó, en Radio 10: “No creo que haya habido látigo y chequera”.

 

Negociación

 

Según algunos trascendidos, habría un principio de acuerdo iniciado el viernes para que se encuentre un punto medio entre el mínimo que establecía el proyecto oficialista para casados, $25.000, y la propuesta opositora de $44.000. Ese punto será la base de la negociación entre el triunvirato de la CGT y funcionarios del Ejecutivo (ver aparte). Con los legisladores, la clave pasará por el costo del proyecto. La idea del Gobierno será la de recibir a los diputados y senadores el martes a la noche, con el acuerdo casi sellado, y terminar de definir la letra chica con los principales jefes de bloque, entre ellos, Pichetto, Graciela Camaño, Oscar Romero, Héctor Recalde y Juan Manuel Abal Medina, en carácter de presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado . Por el oficialismo, estarán los presidentes del interbloque Cambiemos Angel Rozas (Senado) y Mario Negri (Diputados), Luciano Laspina y el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, entre otros. El cronograma original indicaba que el encuentro iba a desarrollarse hoy por la tarde, pero según averiguó este diario, se postergó para mañana. Desde el oficialismo insisten en la idea de buscar una salida que no deje mal parados al interlocutor habitual Pichetto y al tigrense Massa.