El flete se queda con el 14,5% de la producción agropecuaria del país

1 de diciembre, 2016

El flete se queda con el 14,5% de la producción agropecuaria del país

 

Si bien es cierto que la rebaja de las retenciones y la quita de los cupos para la exportación le dieron un fuerte impulso al campo argentino hace ya casi un año, también es cierto que el sector aún atraviesa profundas dificultades en materia de rentabilidad. Es que las modificaciones macroeconómicas que aplicó el Gobierno Nacional parecen no ser suficientes para una actividad tan vinculada a cuestiones de infraestructura y logística.

 

Al menos así lo señaló la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), que en su último informe resaltó que el agro gasta $ 52.700 millones en el transporte de granos y carnes ($ 48.500 y $4.200 millones, respectivamente), de los cuales $ 6.200 millones pertenecen al combustible, con un empleo directo que ronda los 90.000 trabajadores.

 

“La producción agrícola de 125 millones de toneladas implica un movimiento equivalente a 1,3 veces, ya que ésta no se traslada una sola vez, sino que se mueve a acopios y a industrias y luego es transportada nuevamente. El resultado es un transporte implícito de 162,7 millones de toneladas”, explicó, al tiempo que aclaró que “los granos se transportan en el 85% en camión, el 13% en ferrocarril y el 2% por hidrovía”.

 

Bajo este razonamiento, FADA registró cerca de 138 millones de toneladas que se movilizan en camiones, por lo que si cada vehículo lleva 28 toneladas, la suma total dará 4.900.000 viajes, lo que equivale a 813 millones de kilómetros recorridos, de acuerdo a un promedio establecido por el Plan Federal de Transporte, que fijó una distancia media de 166 kilómetros.

 

En ese sentido, según las tarifas vigentes, el costo de esa cantidad de viajes da $ 48.500 millones, una cifra que representa el 14,5% de lo que vale la producción de granos en el país que se transporta en camiones. “Esto significa que de cada $ 100 que produce el campo, $ 14,50 van al transporte en camiones”, dedujo. En el caso de Córdoba y el NOA, la entidad fue más allá y aseguró que los valores se pueden incrementar aún más. “En Río Cuarto, que está a cuatrocientos kilómetros del puerto de Rosario, el flete se lleva el 16% del valor de cada tonelada de soja y el 26% de cada tonelada de maíz”, ejemplificó.

 

Las carnes también Siguiendo con las estadísticas del Ministerio de Transporte, el informe hizo hincapié en la rentabilidad del sector ganadero. “Con un traslado de 6,7 millones de toneladas y un promedio de 15 toneladas por jaula, serían unos 450.000 viajes, que con una distancia media de 230 kilómetros cada uno, se alcanzan los 103,5 millones de kilómetros realizados”, describió.

 

“Las principales problemáticas del transporte de cargas en el país tienen que ver con la infraestructura: las rutas y los caminos rurales están en mal estado, hay pocos kilómetros de autopistas (2.800), faltan trenes y se observa un bajo desarrollo del transporte fluvial”, consideró FADA. En tanto, resaltó que existe un “alto componente impositivo en los combustibles (42% en gas-oil) y una alta presión tributaria sobre los transportistas”, además de “la inflación, que ha impactado sobre los costos de operación, como en los salarios, seguros y mantenimiento”.

 

Asimismo, indicó que “los vehículos pesados, los neumáticos y los repuestos son caros en términos internacionales: sólo basta con ver el éxodo de argentinos a Chile que aprovechan a cambiar las cubiertas del auto”. “En promedio los camiones tienen 11,9 años de antigüedad, lo que incluye una gran cantidad de vehículos de hasta treinta años. Esto significa mayor consumo, mayor gasto en mantenimiento, más tiempo para trasladar la mercadería, y más inseguridad vial”, siguió.

 

Más caro que en EE.UU

 

El estudio también profundizó en una comparación de costos con Estados Unidos y Brasil, tomando similares distancias a los puertos.

 

Mientras en el país norteamericano un flete cuesta 6,7 centavos de dólar por tonelada transportada por kilómetro, en Brasil ese número sube a 7 centavos, al tiempo que en Argentina llega a los 11,5 centavos.

 

“El traslado aquí resulta 72% más caro que Estados Unidos y 64% más que Brasil”, describió. Más concretamente, la diferencia de centavos de dólar pasada a pesos puede verse reflejada en un flete de 28 toneladas que va desde General Deheza al puerto de Rosario, con un extra de $ 6.000. Así, un viaje de $15.000 en Argentina será de $9.000 en Estados Unidos.