Cuestionamientos a dos nuevos vetos de Macri

27 de diciembre, 2016

Cuestionamientos a dos nuevos vetos de Macri

 

Dos vetos fueron ayer anunciados por el Boletín Oficial, con las debidas firmas del presidente Mauricio Macri –que se encuentra de vacaciones en Villa La Angostura– del jefe de Gabinete Marcos Peña, y de los ministros de Trabajo y de Salud, Jorge Triaca y Jorge Lemus, estos últimos repartidos según la materia del decreto. Se trata de los proyectos sancionados para reestablecer el salario mínimo profesional y la iniciativa para la detección temprana de la trombofilia. Ambos proyectos fueron ratificados este año por el Senado, y contaban desde el 2015, con la media sanción de Diputados.

 

“Los fundamentos del decreto de veto rememoran el discurso flexibilizador de los ‘90’”, alzó la voz el jefe del bloque FpV-PJ en la Cámara Baja, Héctor Recalde, de extensa trayectoria como abogado laborista. “Este es el segundo veto del Presidente a una ley favorable a los trabajadores”, agregó el diputado, en relación al antecedente con la ley antidespidos. El Gobierno justificó el reciente veto –total– al sostener que “no atiende a lo expresado por la doctrina clásica en la materia, la iniciativa provocaría una distorsión en nuestro sistema de relaciones laborales al desvirtuar la noción del salario básico de convenio, que ha evolucionado como instituto fundamental de la estructura. El proyecto había sido sancionado definitivamente el pasado 23 de noviembre, por unanimidad, y en su dictamen, recibió la firma de, por caso, el radical Alfredo Martínez.

 

En el segundo de los casos, el veto a la ley que promueve la detección temprana de la trombofilia –también total–, tuvo como argumento en su anuncio que “el estudio temprano, aun en edad pre fértil y fértil en mujeres asintomáticas, no solo no se encuentra recomendado por entidades científicas nacionales e internacionales, sino que está expresamente desaconsejado”. Y agrega, a su vez: “Existe consenso científico y técnico de los aspectos negativos del proyecto de ley sancionado, de asociaciones científicas nacionales como la Sociedad Argentina de Hematología (SAH) y el Grupo Cooperativo Argentino de Hemostasia y Trombosis (CAHT), coincidente con el Ministerio de Salud”. El proyecto, también ratificado por el Senado de forma unánime en noviembre último, fue impulsado entre otros, por la senadora catamarqueña Inés Blas, del PJ-FpV.

 

Ambos proyectos regresaron al Congreso, que podrá insistir con las sanciones si reúne dos tercios de ambas cámaras.

 

Una semana atrás, mientras el Gobierno celebraba el avance de las modificaciones al impuesto a las Ganancias, la comisión Bicameral de Trámite Legislativo dictaminaba contra los vetos de Macri que habilitaban el ingreso de cónyuges, padres e hijos de funcionarios al blanqueo de capitales (en el marco de la superley que incluía el pago de juicios a los jubilados, acuerdo con las provincias, moratorias), contra el decreto que eliminó el régimen especial para pequeños refinadores y vetó a su vez uno de los artículos del proyecto que reconocía la jubilación especial a veteranos de Malvinas.