Acuerdan más cambios en la coparticipación

28 de diciembre, 2016

Acuerdan más cambios en la coparticipación

 

La camaradería reinaba ayer en el despacho del Ministerio del Interior en la Casa de Gobierno, donde el ministro Rogelio Frigerio volvió a reunir a los gobernadores para acordar un nuevo cambio en la coparticipación, el último de un año agitado en términos de reformas en lo que hace al federalismo fiscal.

 

Tras acordar y firmar en agosto la devolución gradual del 15% que detraía de los recursos coparticipables para financiar a la Anses (unos $ 37.000 M extra para las provincias este año), la Nación convino con los gobernadores modificaciones en el esquema con el que se calcula el 1,9% que derivaba de la recaudación hacia el financiamiento de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

 

El acuerdo fue firmado ayer por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el titular de la AFIP, Alberto Abad; y los gobernadores o representantes de 16 de las 24 jurisdicciones. Todas, con excepción de La Pampa, Río Negro, La Rioja, Corrientes, San Juan y la provincia de Buenos Aires, además de San Luis y Santa Fe, que ya reciben esos fondos gracias a un fallo de diciembre del año pasado de la Corte Suprema. Por parte del Gobierno, estuvieron presentes también el secretario de Interior, Sebastián García de Luca; su par de Provincias, Alejandro Caldarelli; y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero.

 

“Se acordó el financiamiento de la AFIP basado en lo que efectivamente recauda el organismo para las provincias. Ese 1,9% famoso que está en discusión en la Justicia, de acá adelante será solo afectado a lo que las provincias reciben efectivamente por coparticipación, cuando hoy era sobre el total (de lo que recauda la AFIP)”, explicó Caldarelli a El Economista. Por su parte, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, celebró la medida, que calificó como “una transferencia de fondos del Tesoro Nacional a las provincias de alrededor de $ 3.000 M”.

 

Lo que no se acordó y era todavía una preocupación de algunos mandatarios es qué pasará con los fondos adeudados por esta detracción.

 

Otras medidas

 

En paralelo, el secretario de Provincias especificó que durante el encuentro se coordinó también “un trabajo conjunto entre todas las provincias y sus administraciones con la AFIP para que el organismo le pueda dar capacitación, recursos de software, de sistemas y además poder trabajar juntos en la fiscalización para una mejor recaudación” por parte de los distritos.

 

Asimismo, se fijó para el 15 de febrero la próxima reunión para avanzar sobre una reforma tributaria consensuada entre los gobernadores y la Nación, y se resolvió la creación de un espacio de trabajo integrado por los entes de recaudación provinciales y la AFIP para trabajar “en conjunto, respetando el secreto de información fiscal” en la “integración de la fiscalización de los impuestos nacionales y provinciales”.

 

Pese a las complicaciones de un año en el que la coparticipación cayó como consecuencia de la menor recaudación nacional fruto de la recesión, los gobernadores destacaban ayer la “apertura” y los “avances” del Ministerio del Interior para buscar acuerdos que permitieran encontrarle salidas a “un año difícil”. Hubo champagne, brindis y buena vibra.