Los bonos subsoberanos enfrentarán mayores tasas

15 de noviembre, 2016

Los bonos subsoberanos enfrentarán mayores tasas

 

El triunfo de Donald Trump obligó a todos los actores económicos a rever su posición frente al –para muchos– inesperado fenómeno, y las provincias no están exentas. En el corto plazo, la incertidumbre que crea por estos días la futura asunción del magnate en la Presidencia de la principal potencia económica del mundo, y en el mediano plazo, la esperada suba de la tasa de referencia de la Reserva Federal, amenazan con ponerle un piso más elevado a las tasas que las provincias conseguirán por sus futuras emisiones.

 

Desde el martes pasado, el escenario “ya cambió”, señala Sebastián Maril, economista de Research for Traders. El rendimiento de los títulos subsoberanos que ya están en circulación en el mercado creció más de un punto, mientras que el precio en dólares de esos bonos, bajó. “Cuando baja el precio en dólares, sube el rendimiento, y al subir el rendimiento, te obliga a que si sacás otro bono, tenés que cotizarlo con un cupón similar al nuevo rendimiento, que es más alto”, explica Maril. La diferencia de rendimiento, la explica el mayor riesgo de los papeles bajo el nuevo escenario.

 

“Los principales bonos en dólares de los países de la región aumentaron sus rendimientos en los últimos días, en línea con las mayores tasas de los bonos del Tesoro de EE.UU.”, apuntó asimismo Ezequiel Zambaglione, Head of Research y Estrategia de Puente.

 

En ese sentido, las provincias y empresas que tenían planeado salir al mercado en lo que queda del año, comenzaron a evaluar los impactos del cambio de escenario. Entre las primeras, Entre Ríos, que intentó salir sin éxito los primeros días del mes, y Tierra del Fuego, que espera poder hacerlo a finales de noviembre o principios de diciembre. Entre los bonos corporativos, Central Puerto, que postergaría para el año que viene su emisión, y Geneia, que podría avanzar a pesar de los nuevos riesgos. ¿Qué cabe esperar para esos títulos en el corto y mediano plazos?

 

Los efectos principales son dos. En primer lugar, una incertidumbre temporal que llevará los capitales hacia inversiones más seguras, que ofrezcan algún tipo de refugio frente al contexto convulsionado. Por eso, a pesar de que tanto Entre Ríos como Tierra del Fuego cuentan con autorizaciones por parte de la Secretaria de Finanzas de la Nación, no se descarta que puedan existir intentos por parte de la Nación de postergar esas colocaciones, o al menos, reducir los montos que salgan a buscar (US$ 250 M por parte de Entre Ríos y US$ 150 M, de Tierra del Fuego).

 

“La incertidumbre pos Trump, que es similar en algún punto a lo que pasó después del Brexit, pero ahora en la principal potencia mundial y donde iban todos a emitir, va a hacer que todos sean mucho más precavidos de lo que iban a ser ya con la dinámica anterior”, sostiene Martín Kalos, director de EPyCA Consultores.

 

En cambio, una vez que se vaya disipando esa incertidumbre inicial, las perspectivas no varían demasiado de lo que los especialistas esperaban antes de las elecciones norteamericanas. “Asumiendo que la Fed mantiene las tasas como están, el impacto en el bono soberano argentino y los provinciales y corporativos no va a ser tan dramático como lo es ahora y se va a volver a la normalidad. Pero si la Fed sube las tasas, automáticamente el piso para los títulos locales sube en proporción a la suba de la Fed, que podría ser de 25 puntos básicos”, plantea Maril.

 

Las expectativas que el mercado tenía respecto de un incremento de tasas de la Reserva Federal cayó drásticamente a menos de 50% el día posterior al triunfo de Trump, aunque dos días luego ya se encontraban nuevamente arriba del 80%, donde todavía se mantienen. “No creo que cambie demasiado. Con un triunfo de Hillary Clinton iba a aumentar la tasa de referencia de la Fed y con Trump también lo va a hacer”, plantea Kalos, en ese sentido, y señala que “a partir de ahí va a haber un efecto sobre la liquidez de los demás mercados”. “A todos los emergentes nos va a costar más emitir”, advierte, aunque señala que en el caso argentino “puede pasar que la mejora de tasas que tiene que pasar para Argentina de manera gradual contrarreste parcialmente la suba de tasas mundial”.

 

En ese sentido, coincide Maril en destacar que el rumbo del programa económico macrista y su efecto sobre los fundamentals de la economía argentina seguirán pesando más que el cambio de gobierno en Estados Unidos o la suba de tasa de la Fed. “Argentina puede mitigar de gran manera cualquier impacto de la Fed y de Trump si hace bien las cosas acá y empieza a mostrar un poco de reactivación”, plantea y advierte, en ese sentido, que “Macri tiene que seguir jugando a la ofensiva, y no a la defensiva, y seguir con su plan económico como si Trump no estuviese donde está”. Aun si eso suponga en el corto plazo seguir emitiendo deuda y pagar mayores tasas por ella.

 

“Si Argentina muestra signos de reactivación y el plan de Trump empieza a dar signos de que es mejor de lo que se esperaba y no es tan maligno, ese impacto de la suba de tasas de la Fed y de la extradeuda que se prevé que vaya a agregar Trump a la economía norteamericana, se verá mitigado y se volverá más a la normalidad”, apunta el especialista de Research for Traders.

 

No obstante, el terreno en el corto plazo no permite descartar nuevos cimbronazos. En las próximas semanas, los mercados seguirán respondiendo a lo que se vaya conociendo respecto a las políticas económicas que implementará Trump y sus nombres elegidos para puestos clave como la Secretaría del Tesoro o la presidencia de la Reserva Federal (en caso de que renuncie Janet Yellen, con mandato hasta febrero de 2018).

Dejá un comentario