Por qué los directorios se resisten al cambio

27 de septiembre, 2016

Por qué los directorios se resisten al cambio

 

Ocho de cada diez ejecutivos argentinos piensan que es un desafío esencial alinear los talentos del directorio con la estrategia de la empresa con vistas a los próximos tres a cinco años. Pero la gran mayoría también admite que los asusta encarar cualquier cambio. Estas son las principales conclusiones de una encuesta realizada por el Instituto del Comité de Auditoría de KPMG Internacional que apunta a develar cómo se debe conformar un directorio competitivo y de alta calidad profesional. La encuesta, que fue realizada a más de 2.300 altos ejecutivos de 46 países, muestra que para 71% de los directores argentinos resulta también necesaria una mayor diversidad de antecedentes y perspectivas para la conformación actual y futura del directorio. Asimismo, 54% destacó la importancia de la experiencia de sus integrantes y la intención de asumir una visión internacional del negocio.

 

“Los resultados de los encuestados en Argentina muestra guarismos similares a los globales, aunque se destaca una mayor percepción y resistencia al cambio debido al pensamiento del statuquo”, destaca el estudio. KPMG asegura que el pensamiento que prima es el que afirma que “lo que funcionó en el pasado continuará funcionando en el futuro”. Asimismo, muchas veces se opta por la remoción de los directores con bajo rendimiento.

 

Frente a la pregunta de si el directorio ha tratado el tema de la planificación de la sucesión, el informe revela que en el país existe una mayor brecha respecto a la maduración de este proceso. “Por un lado, parece existir un mayor porcentaje de directorios con un plan formal de sucesión, pero es también mayor el porcentaje de directorios donde hay poca o ninguna discusión”, destaca la consultora.

 

Enfoque global

 

Los resultados globales de la encuesta revelan que aún queda mucho por renovar o mejorar en esta estructura de conducción. Solo el 36% dijo estar “satisfecho” sobre la combinación de habilidades y experiencias del directorio. En tanto, 49% afirmó estar “algo satisfecho”.

 

De acuerdo a las respuestas obtenidas, tres de cada cinco encuestados detectan obstáculos para mejorar la estructura del directorio. Y entre los principales desafíos figura poder encontrar directores que cuenten con una combinación adecuada de habilidades y adaptación a lo nuevo.

 

“Contar con los talentos necesarios en el directorio es esencial para alcanzar el éxito de la compañía a largo plazo”, sostiene KPMG en el estudio. “Es necesario un enfoque activo que comprenda desde evaluaciones sólidas hasta una planificación formal de la sucesión”.

 

Si bien las perspectivas y prácticas relacionadas con la composición del Directorio varían según el país, estas son las principales tendencias a nivel global:

 

  • Es clave la composición del directorio y su alineamiento con la estrategia de la empresa. Los encuestados identificaron la necesidad de contar con directores que tengan un entendimiento del entorno competitivo, mayor diversidad de perspectivas y experiencias, y una comprensión del ritmo de los cambios tecnológicos en el modelo de negocios de la compañía.

 

  • Existen dificultades para constituir un directorio de alto desempeño. El mayor desafío es encontrar integrantes con experiencia en los negocios y conocimientos específicos (69 %). En segundo lugar, se identificó la dificultad de contar con un Directorio con determinados talentos (55 %); y por último se detectó una resistencia al cambio debido a un pensamiento conforme al statu quo (43 %).

 

  • Falta planificación de la sucesión en el directorio. Si bien la gran mayoría admite la importancia del plan de sucesión, una parte importante de los directorios no tiene una estrategia concreta al respecto. Solo 31 % informó que cuenta con una planificación vigente alineada con las necesidades futuras de la compañía.