“Para jugar en primera no podés tener retenciones”

Entrevista a Daniel Meilán, Secretario de Minería de la Nación.

9 de mayo, 2016

mina cielo abierto catamarca

 Por Martín Slipczuk

Daniel Meilán, secretario de Minería de la Nación, dialogó con El Economista sobre los desafíos y la actualidad del sector. Además, se refirió a la quita de las retenciones al sector y al derrame de cianuro de la empresa Barrick Gold en San Juan.

Usted ya estuvo en la Secretaría a fines de los ‘90, ¿cómo la encontró en esta nueva etapa?

Daniel Meilan
“Las provincias están con muchas ganas de trabajar en conjunto porque había una falta de trabajo en equipo muy grande”.

Tuve una sorpresa importante ya que, a diferencia del resto del Gobierno, no ingresó gente de más. Me encontré con un sector desmantelado y con graves problemas operativos porque estaba bastante descuidada la estructura estatal. Ahora estamos intentando fortalecerla. Al mismo tiempo, se tenía una relación poco fluida con las autoridades mineras provinciales, lo que es una locura, porque el Gobierno en la minería es el dueño del 100% de cero. La Constitución de 1994 dice claramente que los recursos son de las provincias, por lo que la única manera de trabajar es en concordancia con ellas y respetando el federalismo. Las provincias están con muchas ganas de trabajar en conjunto porque había una falta de trabajo en equipo muy grande. Fuimos ajustando los tornillos internos del sector. También he hablado con los empresarios y les solicité que trabajemos en ejes paralelos, donde no se confundiera lo público con lo privado, pero que podamos relacionarnos institucionalmente.

Este manejo con los empresarios fue el foco de muchos cuestionamientos hacia el Gobierno. En ese sentido, ¿la quita de las retenciones a las exportaciones fue un guiño al sector para comenzar de buena manera?

Si a vos te invitan a jugar a un partido de fútbol, ¿vas vestido de traje y con una pelota de rugby? No, vas con pantalones cortos y una pelota redonda. Cuando salimos al exterior para competir por inversiones, como en el mundo minero las retenciones no existían en ningún país, eso nos quitaba la posibilidad de que esas inversiones vengan a Argentina. Para jugar en primera no podés tener retenciones. Argentina entró en igualdad de condiciones con todos los países del mundo que están enfocados en desarrollar el sector como lo estamos haciendo nosotros. Las retenciones a la minería daban aproximadamente US$ 200 millones anuales. La medida ha permitido que La Alumbrera tenga un año más de reservas y eso implica un año más de vida, y eso representa US$ 1.336 millones para el país.

Destacado Minero

¿Cree que las críticas a la medida fueron infundadas?

Es fácil en Argentina hablar sin conocer. Por ejemplo, cuando te quieren desautorizar la actividad minera te dicen megaminería, cielo abierto y cianuro. Parecería que la suma de esos tres conceptos es igual al anticristo. Ahora, la megaminería es la gran explotación que realizan las grandes empresas en todo el mundo y que significa una actividad lícita. Te dicen cielo abierto, cuando hay canteras de este tipo en la provincia de Buenos Aires, ¿cuál es el problema? Después te dicen cianuro, que es un mineral que si lo tomás puro te morís, pero que hay que usarlo como corresponde. La minería representa el 10% del uso del cianuro. Hay otras actividades, como la alimentación, en la que se utiliza y la gente no se muere por eso. El tema retenciones lo repiten como loros porque supuestamente las retenciones se las sacamos a los extranjeros que vienen a sacarnos todos y encima nos contaminan. Es un facilismo que no te permite debatir nada. Son rótulos que lo único que hacen es confundir a la gente.

Recién hablaba del cianuro y su utilización. En ese sentido, ¿cómo analiza el derrame que provocó Barrick Gold en la mina Veladero de San Juan?

Veladero
Meilán afirma sobre el derrame de cianuro en la Mina Veladero: “El agua del Río Jachal está afectada debido a que recorre ese suelo y no por la explotación de estos yacimientos. Están comparando el agua y el aceite”.

Hubo un accidente, como hay en todas partes, y se buscó a los responsables. Evidentemente hubo una responsabilidad de la empresa por una válvula que fracasó y habría un tema de mantenimiento. Después vino el tema de cómo informar esto, que no fue claro. Lo que pasa es que tanto la Nación como la provincia estaban desprovistas de elementos. Nosotros vamos a fortalecer estos temas trabajando en conjunto con el Consejo Federal Minero (CoFeMin), el Consejo Federal de Medio Ambiente (CoFeMA) y las provincias. Esto requiere un control permanente de las autoridades, como en todos los sectores. Con la provincia de San Juan se hicieron varios análisis de los problemas que había ocasionado este hecho y los niveles de contaminación no han cambiado. Algunas personas informaron mal.

Pero hubo estudios de distintas universidades que certificaron esta contaminación…

Por supuesto, pero se han confundido en los métodos por no haber usado la línea de base. Estas líneas miden qué porcentajes de químicos hay en cada lugar, fundamentalmente en los yacimientos. Cuando vos tomás los valores de Veladero, de por sí los valores de arsénico, zinc y plomo son anómalos. Pero esos valores son anormales por naturaleza porque, justamente, están las condiciones para que haya minas. Si eso vos lo comparás con un lugar en la provincia de Buenos Aires o con los valores que requiere el agua para ser tomada, no tiene nada que ver. El agua del Río Jachal está afectada debido a que recorre ese suelo y no por la explotación de estos yacimientos. Están comparando el agua y el aceite.

Mencionó errores de comunicación en la quita de las retenciones y en el derrame. ¿Se realizan alguna autocrítica?

Destacado Minero II

Por supuesto. Nuestro sector está lleno de tecnócratas y la gente no está interesada en escuchar a técnicos. Encontrar un sitio para comunicar no es fácil porque requiere que la gente tenga ganas de escucharte y comúnmente los temas nuestros son densos. Cada explicación es complicada y es más fácil decir ‘contaminan todo’, que es una idea falaz. No creo que haya provincias de primera y de segunda como piensan aquellos que no quieren que se realice minería en el país, lo que sería un hecho muy malo para el noroeste, Cuyo y la Patagonia.

¿Cuáles son los objetivos del sector a futuro?

La minería debe tener la posibilidad de desarrollarse en armonía con la gente y con la inversión. La única posibilidad de tener una política de Estado es trabajar mucho con las comunidades donde se van a posicionar los proyectos y para eso es importante trabajar de manera preventiva. Actualmente tenemos alrededor de 30 proyectos con potencial desarrollo en la próxima década. La idea es trabajar dos años antes de la construcción de cada proyecto con las comunidades para fortalecer las instituciones y trabajar en conjunto con ellos para que la minería no les caiga de sorpresa y puedan estar preparados, por ejemplo, en el tema de los proveedores. Eso es lo que hay que aprovechar de la minería. Y para eso tenemos que trabajar en conjunto entre la sociedad, la empresa y el Gobierno.

“Soy muy optimista porque trabajando el Estado, los empresarios y los trabajadores conjuntamente, tenemos garantías de que la comunidad minera va a ir creciendo cada vez un poco más”.

¿Y cómo ven este 2016?

Este año nosotros lo tenemos que aprovechar para fortalecernos internamente. Eso implica desarrollar la organización de cada uno de los ejes de este triángulo virtuoso que integran la sociedad, las empresas y el Gobierno. Eso requiere organización y trabajo. Este momento de crisis en la minería global por los bajos precios de las materias primas es el mejor momento para trabajar en esta línea y volver a mostrar que la Argentina puede ser competitiva en el mundo. La realidad es que a fin de año vamos a tener un claro panorama de cómo va a cambiar la Argentina en este tema.

¿Cuándo van a llegar estas inversiones?

En nuestro caso, ya están llegando en el único producto que ha tenido una variación de precios positiva, que es el litio. Ya se están instalando nuevas empresas. Tenemos proyectos de inversiones chilenas (Soquimich), australianas (Galaxy) y francesas (Eramet). Se están realizando nuevos estudios de factibilidad y en un año y medio o dos ya empezarían la construcción.

Mañana es el Día de la Minería y se hará un acto en el que se dijo que se realizarán anuncios importantes. ¿Qué nos puede contar?

Me toca estar afuera porque estaré de viaje con la vicepresidenta en Japón y Corea del Sur. Sin embargo, estará presente el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren. Se va a hablar del potencial de inversiones de los próximos diez años y la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) va a hablar sobre cuál es el eje empresario para transformar el sector. Además, se va a contar todo lo que se logró con la quita de las retenciones. Yo estoy muy conforme con la respuesta de la cámara y con la respuesta de AOMA (Asociación Obrera Minera Argentina), que es un gremio excepcional. Soy muy optimista porque, repito, trabajando el Estado, los empresarios y los trabajadores conjuntamente, tenemos garantías de que la comunidad minera va a ir creciendo cada vez un poco más.