Yellen deja la tasa estable y ve recuperación

El organismo monetario norteamericano eliminó referencias a los riesgos globales del texto de su comunicado.

28 de abril, 2016

Yellen deja la tasa estable y ve recuperación

La Reserva Federal de Estados Unidos convalidó ayer las expectativas de una aceleración gradual la economía en los próximos meses, al expresar un tono más optimista que en marzo pese a que mantuvo sin cambios la tasa de interés para seguir alentando la actividad, como se anticipaba. Los mercados tomaron nota del mensaje del organismo dirigido por Janet Yellen, reforzando las previsiones de que habría al menos un alza de tasas en el segundo semestre.

Al finalizar la reunión de política monetaria de este mes, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) del Banco Central norteamericano modificó parcialmente el texto de su comunicado con respecto a los términos de la versión anterior. Lo que llamó la atención de los operadores y los analistas fue que la Fed enfatizó ciertos matices de la recuperación económica estadounidense, eliminando a la vez algunas referencias a los riesgos globales.

“Las condiciones del mercado laboral continuaron mejorando incluso a pesar de que el crecimiento de la actividad económica parece haberse desacelerado”, dijo la Fed. En esta sección, el FOMC directamente eliminó su mención anterior a “los acontecimientos económicos y financieros globales de meses recientes” –concretamente, las turbulencias– por los temores a una devaluación en China, que había usado como argumento para aplazar las subas de tasas.

El mercado de futuros de las tasas de interés reflejaba mayores probabilidades de un incremento de 25 puntos básicos en los fed funds en septiembre, desde el nivel actual de 0,25-0,50%, según CME Group. También crecieron levemente las chances de un segundo incremento en diciembre. Yellen dispuso en diciembre pasado la primera suba en casi una década, y actualmente los operadores están divididos entre los que ven solamente una este año y otros que creen que habrá dos.

“El comunicado de abril reveló una Fed que redujo sus preocupaciones sobre los riesgos globales, aunque igualmente serán monitoreados de cerca”, dijo el banco de inversión canadiense TD Securities. “En el comunicado no hay nada que establezca una suba (de tasas) en junio, y hemos revisado nuestra previsión del momento para la primera –y única suba de 2016–, que ocurriría en septiembre”, agregó. En cambio, Barclays ve dos incrementos en el futuro cercano.

Después del anuncio de la Fed, el banco británico dijo: “mantenemos nuestro panorama base de dos alzas de tasas por lo que resta del año, pero el momento dependerá mucho de la evolución de la actividad doméstica (en Estados Unidos) y de los riesgos externos. Si bien nuestra previsión continúa apuntando a un aumento de tasas en junio, la vara está alta y el segundo incremento podría pasar para julio o septiembre en caso de que el avance hacia el cumplimiento del mandato doble ocurra más lento de lo que anticipamos”.

El “mandato doble” del banco central estadounidense se refiere a una economía de pleno empleo, con una desocupación cercana al 5%, y una inflación también moderada en torno al 2%. El mercado laboral viene mostrando una solidez sostenida, pero los salarios avanzan muy lento, lo que a su vez ha mantenido al ritmo de los precios bastante debajo del objetivo del organismo monetario. Sin embargo, el panorama apunta hacia arriba. Hoy se conocerá la estimación inicial del PIB del primer trimestre y los analistas no descartan que los datos resulten más fuertes de lo esperado, en función de la última revisión de las cifras del comercio.