¿Por qué es importante el precio del crudo?

Los impactos del nuevo escenario internacional son variados

18 de abril, 2016

¿Por qué es importante el precio del crudo?

(Por Facundo Matos Peychaux)

El desplome del precio internacional del barril de petróleo desde mediados de 2014 es seguido con atención por gobiernos, petroleras, empresas, inversores y otra cantidad de agentes decisores. Desde entonces, el precio del ‘oro negro’ se desinfló 70%, desde US$ 140 hasta US$ 40, habiendo llegado a cotizar US$ 27 a principios de este año, con sus consecuencias. ¿De qué formas impacta el nuevo escenario de precio sobre el resto de las economías?

Exportadores. Un primer impacto diferente se da sobre las economías exportadoras de hidrocarburos. Para las primeras, la caída de precios es una mala noticia en tanto complica sus cuentas comerciales, su ingreso de divisas y sus números fiscales. En las economías muy dependientes del crudo, como Venezuela o los países arábigos, la búsqueda de diversificar sus economías se impuso en los últimos meses como una necesidad. Para algunos analistas del sector petrolero, precisamente por esto es que los precios bajos del crudo no pueden durar. A la larga, especulaba por ejemplo el consultor energético Daniel Gerold en una entrevista exclusiva con El Economista, los países se verán obligados a ceder y buscar un congelamiento que permita incrementar el precio.

Importadores. Como contrapartida, para los importadores, la caída del precio es una buena noticia. Por caso, debido a la caída del crudo, según la Secretaría de Energía de la Nación, Argentina se ahorró en 2015 unos US$ 4.500 M en importación de hidrocarburos, especialmente gas natural.

Economía global. El precio del petróleo, a su vez, tiene efectos sobre el resto de la economía internacional. En primer lugar, afecta al resto de las commodities. A las agropecuarias, por ejemplo, a través del vínculo que tiene a través de las energías alternativas y los biocombustibles. Además, al moverse -como el resto- en sintonía con el dólar, influye sobre la determinación de las tasas de la Reserva Federal y la fortaleza de la divisa. Por su parte, en Europa presiona sobre su objetivo de salir del estancamiento y evitar la deflación, ya que una caída del crudo presiona a la baja el resto de los precios.

Activos petroleros. Como viene viéndose en los primeros meses del año, los vaivenes del crudo tienen su correlato en las bolsas de valores, con fuertes caídas o alzas impulsadas por los activos de las empresas petroleras. Como explica Fernando Meiter, director de TNS Latam, el impacto sobre las compañías del sector más concentradas en el upstream es mayor, mientras que las que tienen su participación más diversificada a lo largo de toda la cadena, reciben un impacto menor. No obstante, en los últimos meses, los activos petroleros han demostrado moverse más por expectativas que por datos concretos y en ese sentido, la volatilidad del crudo pone aún más presión sobre estas acciones.

‘Barril criollo’. El impacto en Argentina, a su vez, no existe solo por su efecto positivo en las cuentas externas (como país importador) ni por las complicaciones que agrega a la producción e inversión en el sector, sino también por el lado fiscal. Esto es así dado que, mientras más caiga el precio del crudo, mayor será la diferencia entre el barril externo y el ‘criollo’, como se le llama al precio que pagan las refinerías locales por el crudo producido en el país. Al mismo tiempo, la interrupción del precio artificialmente alto del barril tendría su correlato obligatorio en complicaciones para las empresas y por ende, para la mano de obra.

Por todo ello, el precio del crudo es seguido con atención. Cuando el 2 de junio se vuelvan a reunir los países productores de petróleo, las miradas volverán a estar atentas para ver si entonces se logra un acuerdo que revierta la tendencia negativa actual. ¿Será?