“Los spreads podrían bajar 100 puntos más”

Entrevista a Alejo Costa, Head of Strategy de Puente Hnos.

28 de abril, 2016

bolsa activos finanzas mercado capitales tasa

Por Santiago Lilo

En diálogo con El Economista, Alejo Costa, Head of Strategy de Puente, explica cómo pueden variar los nuevos bonos de deuda soberana que emitió el Gobierno para cancelar los pasivos con los holdouts, y brinda su visión acerca de las tasas de interés que podrían llegar a tener las futuras colocaciones de títulos provinciales y corporativos.

El riesgo país de Argentina medido por EMBI+ se encuentra cerca de los 400 puntos. ¿Está dentro de los niveles esperados en el nuevo escenario posdefault?

BCRA
“Es preferible mirar la evolución del spread de los bonos antes que el indicador del riesgo país”

La realidad es que es preferible mirar la evolución del spread de los bonos antes que el indicador del riesgo país. Los spreads capturan de alguna manera el riesgo. En este caso, posemisión y salida del default se vio un optimismo enorme del lado de los inversores con una compresión en ese spread que fue más rápida de lo que se esperaba. Desde Puente creíamos que Argentina iba a converger en un nivel de entre 6,5% y 7% en no mucho tiempo, y prácticamente ya se inclinó a ese 7%. Además, es posible que aún le quede entre 80 y 100 puntos básicos más de compresión que se pueden dar en los próximos seis meses. Los spreads se irán reduciendo de manera gradual hacia fin de año a medida que efectivamente haya un delivery de las distintas políticas que está implementando el Gobierno.

En base a esto último que explica, y teniendo en cuenta la salida de Argentina del default, ¿dónde está la mira del inversor puesta hoy en día?

La mira está puesta en dos cuestiones básicas, pero que tienen atrás diferentes factores. El primer tema es el déficit y el Fisco en su totalidad. Es decir, asegurarse que los niveles de deuda que están implícitos en el programa financiero del Gobierno efectivamente sean sostenibles. Y la segunda cuestión está ligada a la inflación, y tiene que ver con que se cumpla la meta de reducir la dependencia del Tesoro con el BCRA. Que se elimine este señoreaje o impuesto inflacionario para el año que viene y que la inflación vaya gradualmente en descenso porque al final del día impone un costo financiero para el Estado. Esto se debe a que obliga a subir las tasas de interés para controlar la inflación si no se logra anclar las expectativas en el medio. Aparte de esto quiero aclarar que, teniendo en cuenta un crecimiento apalancado y con una resolución fiscal como la que tiene el sector público hoy, existe cierto temor por parte de los inversores sobre la estrategia de endeudamiento que tomó el Gobierno. Esto se explica porque en general los países no han salido de las situaciones como la de Argentina de esa manera. Es decir, endeudarse para crecer no es lo más común.

“Teniendo en cuenta un crecimiento apalancado y con una resolución fiscal como la que tiene el sector público hoy, existe cierto temor por parte de los inversores sobre la estrategia de endeudamiento que tomó el Gobierno”

Luego de la colocación de bonos de deuda soberana al 7,2% promedio de tasa de interés, ¿con qué rendimientos podrían lanzarse los bonos provinciales y corporativos?

Esto depende de la duración. Pero si uno pienso en lo que son los bonos a diez años, que en el caso de Argentina están alrededor de 7%, es posible que las provincias deberían salir a emitir cerca del 8%. Los corporativos deberían andar en rendimientos similares. Lo que se va a ver son emisiones que van a salir con una tasa de 7,5% en el caso de los créditos más exitosos, y 8,5% en el caso de los préstamos que tengan menor liquidez. Estos son los rangos posibles, aunque si se acorta la duración de la deuda y las provincias salen a emitir a cinco años las tasas van a bajar. Por lo tanto, seguramente algunas de las provincias saldrán a emitir a plazos más cortos y a tasas cercanas al 7%. Es decir, 100 puntos básicos por debajo que los títulos a diez años, aproximadamente.