La producción de acero cae 12%

Datos del primer bimestre de la Asociación Latinoamericana del Acero.

26 de abril, 2016

La producción de acero cae 12%

El sector siderúrgico de América Latina está atravesando un período complejo, deprimido por la desaceleración de las actividades industriales en las mayores economías de la región. Según la Asociación Latinoamericana del Acero, los datos del primer bimestre del año indican que salvo el caso de México, Chile y algunos países de Centroamérica (Guatemala, Honduras), la industria del acero sufre el impacto del desplome de la producción en Brasil, Argentina, Colombia y Perú. El derrape de Brasil es crucial porque la mayor economía latinoamericana representa el 53% de la producción regional.

En conjunto, la producción de acero crudo se retrajo 12%, mientras que la de acero laminado retrocedió el 9% interanual en enero-febrero. Los datos preliminares de marzo indican que la producción de acero crudo llegó a 4,8 millones de toneladas, 3% más que en febrero pasado pero 11% menos que en el mismo mes de 2015. En cuanto a la producción de aceros laminados, el tercer mes del año terminó con 4,3 millones de toneladas, 7% más que en febrero pero 9% menos que marzo de 2015.

Consumo

Por su parte, el consumo de laminados en los dos primeros meses del año tuvo una caída del 16%, en tanto que a nivel de importaciones también los números son negativos (-22%), acompañando la desaceleración del consumo. Sólo hubo números en azul en exportaciones, con 15% de incremento en el período enero-febrero de 2016. Pese a este avance en las ventas externas, el déficit de la balanza comercial continúa en 2,2 millones de toneladas en acero laminado, pero se redujo 35% respecto del saldo negativo que registró en igual período del año anterior.

La explicación a este desempeño negativo de la industria siderúrgica regional habría que buscarla en las dificultades que atraviesa el sector petrolero por el derrumbe de los precios internacionales del crudo, así como la retracción en la industria automotriz y los electrodomésticos.