Advertencia de Smata

No montará nuevas piezas importadas

25 de abril, 2016

industria automotriz autopartes

El Congreso Nacional de Delegados del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) decidió el pasado fin de semana que no montará en las fábricas terminales ninguna pieza importada que a partir de ahora sustituya a una nacional. “Vemos con preocupación como los empresarios intentan cambiar las reglas de juego que traccionaron el crecimiento durante casi diez años, no sólo en las terminales, sino en toda su cadena de valor que en la actualidad cuenta con no menos de un millón y medio de puestos de trabajo”, denunciaron en un documento titulado “El trabajo es la suprema dignidad del hombre. Tierra, techo y trabajo es el objetivo”. Como prueba, el gremio que conduce Ricardo Pignanelli aseguró que hasta 2014 el contenido nacional de los vehículos llegó casi hasta el 35% y hoy no supera el 20%.

Tras mencionar las “permanentes presiones de las corporaciones para el ingreso de autopartes importadas y la reducción de los aranceles a las unidades importadas y a la exportación”, Smata aseguró que se quiere volver a priorizar el mercado externo por sobre el interno, al aplicar “promociones de hasta el 40% en la venta de unidades brasileñas y al aumento de precios de las unidades nacionales y los permanentes embates de precarizar el trabajo a través de la tercerización de las fuentes laborales”. Pignanelli advirtió que “si algún patrón se enoja, está equivocado. Tendrían que aplaudir al gremio: lo que estamos haciendo es por mejor calidad de vida y más trabajo para todos”.