Mauricio Macri se prepara para el 1-M

El Presidente inaugurará por primera vez las sesiones ordinarias del Congreso

29 de febrero, 2016

Mauricio Macri se prepara para el 1-M

(Columna de Mariano Espina Rawson)

Cerrando un febrero intenso por los diversos anuncios y negociaciones en materia económica (Impuesto a las Ganancias, fondos buitres, paritarias, tarifas, etcétera) y que tendrá como broche la visita del Presidente al papa Francisco por primera vez desde que asumió el 10 de diciembre, a Mauricio Macri lo espera un desafío próximo: el discurso del 1ro de marzo, cuando deberá explicar los pasos que se dieron en los primeros tres meses de Gobierno y anunciar qué medidas se vienen.

Acostumbrados en los últimos años a discursos maratónicos y la plaza repleta por una multitud, el panorama del martes se imagina muy distinto. El eje estará puesto en el contenido del mensaje. Según Pablo Tonelli, el Presidente “hará un discurso breve y con anuncios de índole general”. Se esperan adelantos en economía y en seguridad y se prevé que Macri se refiera al pedido de derogación de la ley Cerrojo y Pago Soberano para avanzar en las negociaciones con los holdouts. Sin embargo, el tema que abrió la interna en Cambiemos y encendió la discusión en los medios es si el Presidente hará mención a la famosa “herencia”.

Semanas atrás, el asesor político Jaime Durán Barba declaró que Macri “no debe perder ni un día en resolver los basureros” pues “la gente no lo eligió para ver a quien le echa la culpa”. Por otro lado, Rogelio Frigerio y los radicales de Cambiemos creen que la “sociedad debe estar al tanto del estado de las cosas”. El jefe de gabinete, Marcos Peña, acompañó los dichos de Durán Barba y, por lo tanto, se prevé sea esta la decisión final.

El Doctor en Derecho Político Jorge Berholc realizó un estudio sobre los discursos de apertura de la Asamblea Legislativa de 1983 a 2011. Presenta veinte tesis que caracterizan la apertura de sesiones donde se detalla, por ejemplo, una progresiva disminución del contenido político, el uso de categorías de sentido de pertenencia en épocas de crisis y una imposición progresiva del contenido económico por sobre el político. En la materia económica se encuentra “la producción”, “el crecimiento” y “el desarrollo” como las palabras más utilizadas pero son abandonadas ante la necesidad de planes de estabilización, antiinflacionarios o de ajuste, según analiza el trabajo.

#1MVamosJuntos es la etiqueta que eligió el Gobierno para pedir a la gente en las redes sociales que acompañe al Presidente en la plaza del Congreso el próximo martes. Desde Cambiemos creen importante el respaldo de la ciudadanía aunque se espera un marco diferente al acostumbrado durante el kirchnerismo.