Agro: mejor, pero expectantes

Proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario

22 de enero, 2016

soja populismo gobierno

A medida que evoluciona la campaña 2015/2016, las estimaciones que había en diciembre respecto a la producción de soja y maíz se concretan y crecen por encima de esas expectativas, mientras las proyecciones de trigo se mantienen.

En diciembre, llevaban sembradas según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), 11,3 M de hectáreas (ha) de soja pero se esperaba que fueran 20,5 ha para el final de la siembra con una producción total de 55 M de toneladas (tn). La actualización de enero del informe mantiene las mismas estimaciones, aunque “aún siguen habiendo algunos atrasos con siembras de segunda, sobre todo en Buenos Aires”, lo que podrían sumar o restar a las proyecciones, dependiendo si se concretan o no.

Para el maíz, las expectativas en diciembre eran de una siembra de 3,6 M ha, muy inferior a las 4,38 M ha de la campaña anterior, con una producción de 20,2 M de tn. Sin embargo, señala la BCR, “respecto al informe del mes pasado se han incrementado 350.000 ha con maíz, totalizando ahora 4 M de ha con el cultivo, reduciendo la brecha con la siembra del año anterior (4,38 M de ha) a casi un 9%”. De esta manera, la producción se alzaría a las 23,8 M de tn, gracias a un rinde que el informe prevé por encima del promedio de las últimas cinco campañas.

En tanto, para el trigo, se afianzan los rendimientos estimados en diciembre y se mantienen las expectativas de una producción de 9,6 M de tn en 3,4 M de ha sembradas.

No obstante, aunque la mejoría fue significativa, el mercado internacional obliga a poner paños fríos.

“El campo argentino ha mostrado una mejora en sus condiciones de comercialización muy importantes, pero no revierten el problema estructural que aqueja al país. Si comenzamos por las retenciones, la baja fue muy importante, pero el mercado internacional y las sucesivas bajas licuaron parte del impacto positivo”, asegura Salvador Di Stéfano, economista especializado en la cuestión agropecuaria, en diálogo con El Economista.

“Con la corrección cambiaria y quita o alivio de derechos de exportación, y ya tomando diciembre con el nuevo tipo de cambio oficial, ciertamente se produce un alivio respecto del Tipo de Cambio Real Efectivo (TCRE) promedio para todo el 2015: del 24% para soja, 44% para maíz y 34% para el trigo”, asegura Félix Piacentini, director de NOAnomics. “Sin embargo, -sigue- el TCRE actual de la soja todavía se ubica un 13% por debajo del registrado en todo el 2014, estando el trigo en un nivel 11% inferior, y el maíz que sí consigue mejorar respecto del promedio de 2014 en un 14%. Pero en todos los casos un mejor tipo de cambio y la aligeración de retenciones son insuficientes para superar el promedio histórico registrado desde marzo de 2002”, advierte en uno de sus informes recientes.

Según Di Stéfano, esto se refleja en las cotizaciones del Mercado a término de Buenos Aires (Matba). El trigo posición julio de 2016, el 10 de noviembre 2015 alcanzó un máximo de U$S 187, hoy esa misma posición cotiza a U$S 160,00. El maíz posición julio de 2016, en noviembre de 2015 alcanzó un máximo de U$S 145,50, hoy la misma posición cotiza a U$S 145,50. La soja posición mayor de 2015, en octubre de 2015, llegó a valer U$S 230, en noviembre de 2015 llegó a valer U$S 226, hoy la misma posición cotiza a U$S 214,7.

“Claramente la baja de las retenciones se licuó con la baja de los mercados mundiales. A pesar de que el productor vea cotizaciones en pesos más elevadas, en dólares están igual o por debajo de los niveles alcanzados durante el año 2015”, asegura el consultor agropecuario.