Balotajes en la región

¿Qué dicen las experiencias?

30 de octubre, 2015

Balotajes en la región

Por primera vez en la Historia, un balotaje definirá el nombre del próximo Presidente. El mecanismo, previsto en la Constitución de 1994, no tiene antecedentes en Argentina: Héctor Cámpora y Ricardo Balbín en 1973 y Carlos Menem y Néstor Kirchner en 2003 lo hubieran requerido pero ninguno de los dos se concretó.

Sin embargo, hubo experiencias en varios países de América Latina. Con distintas variantes, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Perú y Uruguay prevén la posibilidad de una segunda vuelta y sus experiencias dejaron conclusiones comunes. Hasta el presente, se realizaron en 44 oportunidades en la región y sólo en el 23% de los casos, quien había sido segundo en la primera vuelta, ganó en la segunda. No obstante, la diferencia entre un candidato y otro en la primera vuelta fue determinante en las posibilidades de reversión del resultado.

Cuando la diferencia
entre el primero y el segundo fue mayor al 8%, la probabilidad de una reversión fue de solo el 10%, mientras que cuando osciló entre 5% y 8% las chances de reversión fueron del 27% y cuando la distancia entre uno y otro fue menor a 4%, la ventaja del que encabezaba desapareció: en el 50% de los casos se revirtió el resultado y en la otra mitad, no.

En esta oportunidad, 620.000 votos separaron a Daniel Scioli de Mauricio Macri. En términos porcentuales, la diferencia fue de apenas 2,5 puntos, lo que marca una fuerte paridad entre ambos. Más aún, cuando son 7.000.000 de personas las que eligieron a otros candidatos y es una incógnita cómo se repartirán en la segunda vuelta.