Macri largó la carrera con ventaja

Rumbo al primer balotaje presidencial de la Historia

30 de octubre, 2015

Macri largó la carrera con ventaja

Walter Nelson le preguntaba a Alejandro Fabbri: ¿Lo digo o no lo digo? Cuando la respuesta del comentarista era afirmativa, el relator decía “partido liquidado”.

¿Cabría decir lo mismo ante el balotaje previsto para el 22 noviembre? Quizás sea prematuro pero los astros están alineados para un triunfo de Mauricio Macri.

Si bien el ganador de la primera vuelta fue Daniel Scioli, quedaron en evidencia las dificultades que tiene para sumar votos, dado que obtuvo un porcentaje inferior al de las primarias. Macri, por el contrario, trepó diez puntos entre ambos comicios. Ese dato sumado a que Macri logró su objetivo – que haya balotaje– y Scioli no logró el suyo –ganar en primera vuelta– hicieron que fuese visto ganador quien obtuvo 600.000 votos menos.

Según los analistas que han estudiado los comportamientos de los electores en los balotajes, es poco probable que crucen de vereda aquellos que se inclinaron en primera instancia por Scioli o Macri. La pelea, entonces, estará concentrada en lograr el apoyo de los quevotaron por otros candidatos. Fueron, en total, siete millones de personas, de la cuales casi el 75% se inclinó por Sergio Massa. Como en el orden de llegada sí acertaron las encuestas, desde hace tiempo se venía analizando cuál sería el comportamiento de los votantes de Massa ante una eventual segunda vuelta.

A favor de Scioli puede decirse que tienen un origen peronista y, más importante aún, el voto massista se concentró en zonas con una estructura social poco inclinada hacia el macrismo. Massa le ganó a Macri en casi todas las provincias más pobres del país y en la mayoría de los distritos del conurbano con mayores carencias. Son zonas de fuerte tradición peronista y eso le abre una ventana a Scioli. Pero también es cierto que en el tramo final de su campaña el discurso de Massa fue muy duro contra el Gobierno por lo cual cabe de ducir que su electorado está hoy muy lejos del oficialismo. Punto para Macri.

A su vez se supone que los votantes de Margarita Stolbizer se volcarán mayoritariamente para Macri y los de Adolfo Rodríguez Saá pueden dividirse en partes iguales.

Las estrategias
De cara al 22 de noviembre, Macri no cambiará en lo esencial su estrategia. Tal vez, enfatice un mensaje conciliador y buscará hacer hincapié en que las políticas de inclusión social no correrán peligro si llega a la Casa Rosada. Es un mensaje clave para el electorado massista.

Scioli, en cambio, debe introducir cambio en su estrategia. El principal tema a resolver es la distancia con el Gobierno Nacional. Tanto la cercanía como el alejamiento tienen sus costos pero está claro que el kirchnerismo “vale” hoy 37%. Los puntos que necesita ganar están en otro lado y tiene que ir a buscarlos con un mensaje más amplio. En el camino perdió otro argumento: ser el único garante de la gobernabilidad. Los gobiernos de las cinco provincias más grandes del país no serán del FpV.