“Los shocks no son buenos para la sociedad”

Entrevista a Ignacio Stegmann (Presidente de IDEA)

18 de octubre, 2015

“Los shocks no son buenos para la sociedad”

El presidente de IDEA dialogó con El Economista  sobre la visión del empresariado sobre los tiempos que vienen. “Se viene una etapa de más diálogo”, dice.

“Los empresarios están ansiosos por empezar una nueva etapa”, declaró recientemente. ¿Cómo se imagina esa nueva etapa?

Nosotros imaginamos una etapa de mucho diálogo e interacción entre los distintos sectores de la sociedad: el sector político, el empresariado, el sindicalismo, el espacio público y el tercer sector. Imaginamos que ese diálogo constructivo nos permita focalizarnos en la generación de empleo. Creemos, tal como lo estamos discutiendo en este 51° Coloquio, que la generación de empleo formal privado, que no ha crecido en los últimos años, es muy importante para Argentina. Tenemos que ver, entre todos, por qué ocurre eso y asegurarnos de crearlo hacia adelante. Entendemos que el empleo formal privado ayuda a la integración de la sociedad, a que la gente que lo tiene tenga dignidad y recursos para darle sustentabilidad a su vida personal. Asimismo, libera presión sobre el sector público para que no tenga que destinar muchos recursos para el sostenimiento social.

En su discurso, habló de que hubo “tiempos de confrontación” en los últimos años en el país. ¿Cree que eso va a cambiar también?

Sí, creemos que va a cambiar, y es importante que todos trabajemos para cambiarlo. En el 50° Coloquio, Estanislao Bachrach, especialista en temas de cambios grupales, nos explicaba que con la agresión sólo se genera de la otra parte una reacción, y no un cambio. La única manera de construir hacia adelante es bajando las agresiones y pudiendo dialogar e interactuar. Tenemos esa expectativa.

¿Independientemente de quien gane?

Sí.

Hablamos, hasta el momento, del futuro. Sin embargo, usted expresó su preocupación por algunas leyes aprobadas en los últimos años, como la Ley del Mercado de Capitales o la Ley de Abastecimiento. ¿Hay que revisarlas o, como se dice, “lo pasado, pisado”?

Como institución, en muchas de estas áreas hemos expresado nuestra preocupación. Más que dar pasos atrás, creemos que hay que revisar aquellos temas que obturen la creación de empleo. Hay que ver cuál es mejor marco regulatorio y la mejor legislación en esos casos. En algunos casos habrá que evolucionar y, en otros, dar vuelta atrás con las medidas. Todo esto ya lo hemos expresado públicamente.

¿Cómo está viendo la economía?

La economía no está creciendo en la medida en que queremos y anhelamos. Necesitamos una economía más robusta y que crezca más para que genere empleo. Y si queremos que ese empleo sea productivo, la economía tiene que crecer aún más. Hoy eso no está pasando y, por eso, tenemos que sentarnos a trabajar para ver cómo generamos empleo a partir de las economías regionales, el sector energético y las inversiones en infraestructura que, además, le den más competitividad a la economía. Necesitamos una Argentina integrada al mundo y que potencie su capacidad de generar exportaciones en sus economías regionales y en muchos otros sectores.

¿Para eso se requiere otro tipo de cambio?

Creemos que es necesario una revisión general y el tipo de cambio es una pieza más. Para estar integrados al mundo, hay que ser competitivos y hay un montón de variables a considerar.

Se habla mucho de cómo encarar los problemas de la economía: si con un shock o con una política más gradualista. ¿Usted qué cree?

Los shocks no son buenos por el impacto que tienen en la sociedad. Lo que tenemos que generar es un proceso de cambio que no sólo contenga a la sociedad sino que ayude a que tenga más empleo e integración social. Hay que avanzar y dar vuelta la tendencia de los últimos años.

Las cuestiones institucionales, dijo en su discurso, también impactan en el devenir económico. ¿Qué cosas habría que cambiar en este aspecto?

Generamos documentos desde el Foro de Convergencia Empresarial (FCE) sobre las políticas de Estado más adecuadas para el país. Hay que fortalecer las instituciones para que los poderes estén repartidos y los organismos de control, tanto para el sector público como el privado, funcionen, sean autónomos y estén bien financiados. Este es un camino de mediano plazo muy importante para que la Argentina crezca.

Una vez más, hay récord de asistentes y patrocinantes en el Coloquio. ¿Cómo lo explica?

Sí, estamos muy contentos. Desgraciadamente, por falta de infraestructura, tuvimos que cerrar la inscripción hace un mes y muchos empresarios se quedaron afuera. Estamos muy contentos con la expectativa que se ha generado y es muy importante el récord de patrocinantes porque las empresas entienden que, trabajando en conjunto, podemos lograr un cambio.

¿Qué les dice a los empresarios que nunca vinieron sobre la utilidad de los coloquios?

Nosotros pensamos que hay que discutir ideas, como IDEA lo ha hecho en toda su historia, abiertamente y escuchando todas las opiniones y, por eso, siempre invitamos a todos. Resumiendo, ¿hay buena expectativa entre los empresarios por el ciclo que se inicia? Sí, hay buenas expectativas y vamos a poner todo nuestro empeño para que la economía crezca más y se genere más empleo.