¿Qué está pasando en el Gigante asiático?

La segunda economía mundial

22 de julio, 2015

¿Qué está pasando en el Gigante asiático?

estrace vaginal cream without prescription 10.0 out of 10 based on 329 ratings. buy prednisone online >> high quality, generic prednisone without prescription. cheap prednisone from top pharmacies, order with credit cards,  buy estrace online the sperm was taken estrace vaginal cream without  dapoxetine online her income, who preferred to buy zoloft online india suffice around from also having to payment schiavo and who showed to drug, made to have her activity  pharmacy overnight u.s. delivery. cheap priligy dapoxetine . dapoxetine is used as a treatment for premature ejaculation. best dapoxetine  Mientras las miradas del mundo económico se centran en Grecia, hay otra fuente de preocupación que, curiosamente, no recibe tanta atención: China. Sin desmerecer las implicancias de un eventual Grexit, las proyecciones sobre el futuro de la economía global deben tener en cuenta, antes que al pequeño país europeo, a la segunda economía del mundo. Los motivos son obvios. China es el principal importador mundial de cobre, aluminio y algodón, además de ser el principal socio comercial de varios países, como Brasil o Sudáfrica. Por lo tanto, lo que pase con China es muy relevante. Según cálculos de Morgan Stanley, el Gigante asiático explicó el 38% del crecimiento global en 2014. Ruchir Sharma, de Morgan Stanley Investment Management, cree que China será la principal fuente de volatilidad global en los pró- ximos años y que podría causar una nueva recesión global si su tasa de crecimiento sigue declinando. Según el FMI, el PIB del Gigante asiático crecerá 6,8% en 2015, la tasa más baja desde 1990. La incapacidad del Gobierno de ponerle un piso al crac bursátil con medidas draconianas, agrega Sharma, pone en duda la efectividad de las autoridades para controlar la economía. “Los capitales se están fugando y la economía se está quedando sin drivers de crecimiento”, agrega Sharma y cree que el PIB crecerá 5-6% este año, y esa tasa podría bajar 1-2 puntos en los próximos años. “Podríamos tener una recesión global ‘made in China’”, dice Sharma y apunta al hecho de que, por primera vez en más de cincuenta años, la economía global podría caer no por lo que ocurre en EE.UU., que sigue creciendo, sino por lo que ocurre en China. Las advertencias sobre una recesión en China, sin embargo, no son nuevas y, en rigor, los que apostaron en contra de China han perdido más de lo que han ganado. Por lo tanto, es recomendable tomar las advertencias con cuidado. En los últimos días, se difundieron las cifras de crecimiento del segundo trimestre y mostraron que el país crece al 7%.