Brasil sigue con problemas económicos

El PIB caerá 0,5% este año

3 de marzo, 2015

Brasil sigue con problemas económicos

La mayor economía de América Latina creció apenas 1,3% anual en los últimos cuatro años, según una nota de The Economist intitulada “La próxima recesión de Brasil”. Muy lejos quedaron las cifras de 4%, o más, de la era Lula. Para este año, los economistas sondeados por el Banco Central de Brasil esperan una caída de 0,5% en su PIB y una recuperación de 1,5% en 2016. “Ambos elementos –la suave retracción de este año y el rebote de 2016– parecen optimistas”, dice la revista. “Las perspectivas para el consumo privado, que explicó casi el 50% del PIB en los último diez años, están podridas”, añade. Asimismo, la inflación se ha colocado por encima de 7% y el salario real está siendo erosionado. Para complicar aún más las cosas, la aceleración de la devaluación del real es otra fuente de presión inflancionaria, así como la suba de tarifas eléctricas ante una situación de escasez producto del faltante de agua. La austeridad del ministro de Economía, Joaquim Levy, tampoco ayudará a estimular la actividad. Los consumidores están sobre endeudados. La confianza de los agentes económicos, apunta The Economist, cayó en enero al nivel más bajo de los últimos diez años. El trabajo de Levy no será fácil: Brasil tiene un gasto público inflexible muy elevado debido al gasto social y al pago de intereses. El Gigante Sudamericano enfrenta “un panorama sombrío”, aseguran desde Ecolatina. “En los últimos años, Brasil fue acumulando desequilibrios estructurales que complicaron el buen funcionamiento de su economía”, explican. A los factores estructurales, añaden desde Ecolatina, se sumaron tres nuevos elementos que complican aún más el panorama para este año. “Las denuncias de corrupción en Petrobras y el anuncio del recorte del plan de inversiones de la empresa (15% de la inversión total), una energía más escasa y costosa por menores lluvias y un sesgo más contractivo de la política económica, recortaron las proyecciones de crecimiento del mercado que ya prevé una contracción del PIB para 2015”. Sí, “esto sin duda representa una mala noticia para la Argentina”, ratifican desde Ecolatina.