¿Qué esperan los analistas del precio del crudo?

10 de febrero, 2015

¿Qué esperan los analistas del precio del crudo?

Se sabe, históricamente, siempre, el precio del crudo, patrón de cientos de cotizaciones en todo el mundo, muestra una particular volatilidad. A mediados de 2008 el valor del barril alcanzó la friolera de los US$ 140 y un semestre más tarde se arrastraba en la zona de los US$ 39, con una oscilación que dejaba con la boca abierta a todos los analistas. Desde ese piso de diciembre de 2008 su precio fue creciendo hasta llegar a US$ 114 a mediados de 2011, momento en el que se inició una tendencia lateral, que terminó en US$ 104 en junio del año pasado. Los últimos siete meses fueron dramáticos: con la economía mundial creciendo en cámara lenta, y gracias a la aparición de nuevas fuentes de energía y de exploración/extracción (fracking), el barril entró en caída libre, hasta tocar los US$ 44 hace apenas diez días. En la última semana, sin embargo, la tendencia cambió: el crudo saltó hasta US$ 53 al conocerse un informe sobre cantidad de petroleras quebradas en EE.UU. por no soportar el bajo precio de la commodity, pero inmediatamente la Secretaría de Energía norteamericana difundió una gigantesca reserva y bajó a US$ 47 y en las últimas horas está cotizando en la zona de los US$ 49, lo cual demuestra que el valor es ciertamente imprevisible. ¿Qué se espera? Hoy en el mercado mundial hay oferta excedente de alrededor de 1 millón y medio de barriles (la demanda promedio es de 93 millones de barriles por día). Para que los precios se estabilicen en los valores actuales la economía mundial debe mantenerse débil, y no debe resentirse la oferta de crudos de alto costo (que hoy representan cerca del 10% de la oferta mundial). Si la economía mundial despega, o se resiente la oferta de crudos de alto costo (shale, pesados, aguas profundas, bitúmenes), va a desaparecer la oferta excedente, se van a reducir los inventarios, y el precio va a repuntar. Las últimas estimaciones de centros de análisis siguen viendo al barril con dirección bajista, algunos dicen que claramente por debajo de los US$ 40, con unos pocos observadores viéndolo incluso por debajo de los US$ 30.