La recesión se profundiza

Sin señales de revertirse

2 de octubre, 2014

La recesión se profundiza

La economía tiene ciclos de auge y caída. Llega a un pico, luego cae hasta un valle y, después, una vez más vuelve a enfilar hacia un nuevo pico. En estos momentos la economía argentina está cayendo pero todavía no llegó al valle, es decir, seguirá cayendo. “Estamos en una recesión machaza y se profundizará”, asegura Nicolás Dujovne. “El cuarto trimestre que acaba de iniciar va a registrar la mayor caída intertrimestral desde el primer semestre de 2001”, dice y agrega que los efectos sobre el empleo van a empezar a sentirse con fuerza. “Tan fuerte es la recesión que hasta bajó la inflación. En septiembre, el IPCE de Elypsis marcó 1,94%”, aporta Eduardo Levy Yeyati.

  • El consumo sigue cayendo. “Las ventas en supermercados y centros de compras crecieron 37,9% y 26,3% en agosto respecto a un año atrás, lo que implica fuertes contracciones en términos reales si se descuenta la inflación. Las ventas minoristas cayeron 9,3% y las ventas de electrodomésticos se desplomaron 16,3% respecto a un año atrás. Según nuestros indicadores el consumo privado se contraería en torno a 3% en 2014”, sostiene EconViews en su último informe. Las ventas de automóviles cayeron 33,77% en septiembre, según datos del sector.
  • En el comercio exterior la recesión también se siente. Las importaciones, un indicativo del nivel de actividad, cayeron nada menos que 19,8% en agosto, la mayor caída interanual desde octubre de 2009. En el año, caen 10%. Las exportaciones, en tanto, que forman parte de la demanda agregada, caen 10% en el año producto, entre otros motivos, de la caída en el precio de la soja (una baja de 40% desde su pico de 2014) y la menor liquidación del agro. Nada indica que estos vaya a cambiar en lo que resta del año ni en 2015: la superoferta global mantendrá los precios bajos y las exportaciones, medidas en dólares, del principal complejo exportador del país van a tener una dinámica pobre pese a que la cosecha, en volúmenes, sea similar.
  • La industria cae también. Según el Indec, en agosto cayó 1,3% contra julio y acumula una caída de 2,8% en el año. Hace más de un año el Estimador Mensual Industrial (EMI) muestra caídas interanuales consecutivas. Según el Indice de Producción Industrial (IPI) de Fiel, en agosto cayó 1,3% contra julio. En el año, el IPI (con estacionalidad) acumula una contracción interanual de 5,1%. La comparación de agosto de 2014 contra agosto de 2013 da una caída de 9,7% (con estacionalidad). Tasas chinas. Según el Centro de Estudios de la UIA, con datos hasta julio, la caída acumulada es de 2,5% interanual.
  • Pero el piso no se ha tocado y el Gobierno, si no accede al crédito, deberá inducir una recesión aún más profunda en 2015 para conseguir los dólares, vía el saldo comercial, para pagar sus obligaciones de deuda. Según Dujovne, la magnitud de la caída podría llegar hasta 5%. Y, para peor, con más inflación. Según un cálculo de Ricardo López Murphy, el cupo para las importaciones no energéticas en 2015 será de US$ 44.000 millones, 30% menos que este año. Semejante contracción de las compras sólo es compatible con una caída del PIB de entre 5% y 6%. “No hay razones para estimar un cambio de rumbo en los próximos meses”, opinan desde Analytica. “La economía va a seguir en un sendero recesivo. Este año va a caer 2% mínimo y el 2015, cuanto menos, va a ser igual de malo”, opina Jorge Todesca.