La caída de la actividad se acelera

Del -0,6% (1°trimestre) al -3,7% (3°trimestre)

24 de octubre, 2014

La caída de la actividad se acelera

El bajón de la actividad económica se profundiza. “Los datos del IGA de Ferreres son más que elocuentes en este sentido. De acuerdo a este indicador privado, la economía se contrajo un 4,2% anual en septiembre, en lo que fue su séptima (y más pronunciada) baja interanual consecutiva. A su vez, según esta misma fuente, la economía se contrajo un 0,4% mensual (sin estacionalidad), promediando en el tercer trimestre una baja del 2,2% con respecto al segundo, lo que equivale a un ritmo de caída en el margen del 8,5% anualizado. Este profundo deterioro no se observaba desde el virtual freno del comercio y la actividad global del cuarto trimestre de 2008, tras la caída de Lehman Brothers, y más atrás en el tiempo, desde la crisis del régimen de Convertibilidad, de los años 2001 y 2002. En este sentido, hay un antes y un después de julio. El freno de la actividad agregada resultó particularmente importante tras el default parcial de la deuda pública, considerando que tras retraer se en promedio un 1,1% interanual en los primeros siete meses de 2014, la baja del IGA fue del 4,5% anual en los últimos dos meses”, sostiene el Banco Ciudad en su último informe.

Según el mismo, hay un antes y un después de junio, mes en el cual la decisión de la Corte Suprema, última esperanza para revertir el fallo de Thomas Griesa, decidió no ver el caso.

“El IGA-OJF muestra una profundización del cuadro recesivo, pasando de una caída del 0,3% interanual (i.a.) en el primer trimestre del año, a otra del 1,6% en el segundo y del 3,7% en el tercero, que da por resultado una contracción promedio del 2% en los primeros nueve meses de 2014. De hecho, el freno de la actividad agregada resultó particularmente importante tras el defaul” parcial de la deuda pública de fines de julio, considerando que tras retraerse en promedio un 1,1% interanual en los primeros siete meses de 2014, la baja fue del 4,5% anual en los últimos dos meses. La mayor parte de los sectores económicos se retraen con respecto a un año atrás, con excepción de la administración pública y los servicios sociales y de salud. El comercio, la industria y el transporte caen por encima de la media de la economía, explicando la mayor parte de la contracción. De acuerdo a la estimación de Ferreres, el comercio al por mayor y menor experimentó una caída del 6,5% interanual en septiembre, acumulando en lo que va de 2014 una disminución del 4,1%. Esta merma duplica la de la actividad agregada, siendo el consumo una de las variables más golpeadas del 2014, tanto por la caída del salario real como por el deterioro de las condiciones laborales, luego de haber sido la variable estrella del crecimiento de la economía argentina de la última década. La industria, también medida por Ferreres, se contrajo 5,5% interanual en septiembre, acumulando una disminución del 3,8% en lo que va del año. Asimismo, ya sin el empuje de la cosecha gruesa, el transporte y las comunicaciones disminuyeron un 4,7% interanual en septiembre, con una merma promedio del 3,3% en los primeros nueve meses 2014. La intermediación financiera también continuó en retroceso, experimentando una baja del 3,8% interanual en el último mes y del 1,9% en lo que va del año. En este contexto, debe tenerse en cuenta que las fuertes restricciones a las importaciones y los vaivenes cambiarios condicionan a prácticamente todos los sectores de la economía, observándose que ¾ de los bloques económicos muestran caídas interanuales superiores al 3% en el último año”.

Según el Banco Ciudad, “el derrumbe de la industria no se detiene” y “todos los rubros manufactureros acumulan bajas respecto a 2013, con excepción de la siderurgia”.