Distorsiones en la era de la brecha

La bicicleta del dólar ahorro y el blue

5 de septiembre, 2014

Distorsiones en la era de la brecha

Distorsiones en la era de la brecha

Gráfico: Gentileza ACM

(Informe de Luis Varela / luisalbertovarela@speedy.com.ar y facebook.com/varelaluisalberto)

Día a día, a medida que se van enterando, son cada vez más los argentinos con sueldos en blanco que se suman a la compra de dólares en la modalidad dólar ahorro, un mecanismo autorizado por el Gobierno que permite comprar dólares a $10,09. Por esta vía, en todo julio hubo demanda por US$ 205 millones, en todo agosto por US$ 260 millones y en lo que va de septiembre ya hubo compras por más de $150 millones, lo cual plantea la posibilidad de que, de no haber cambios, en todo el mes haya operaciones por más de US$ 400 millones. Debido al fuerte crecimiento de la tendencia, en la city crecen rumores de algún cierre del grifo. Hasta ahora, el monto máximo permitido para comprar es de US$ 2.000 por mes. Se puede adquirir esa suma de billetes verdes al precio ofi- cial ($8,41) más 20% ($10,09 final) siempre y cuando se tenga el sueldo en blanco que lo habilite.

Y como la fila de personas que quiere comprar crece demasiado, en el microcentro se dice que el Gobierno bajaría el límite máximo de compra mensual a US$ 1.000 y que la sobretasa ya no sería del 20% como hasta ahora, sino del 35%, por lo que el precio final pasará a ser $11,354. Pero por ahora el Gobierno no dice nada.

Obviamente, esta ventanilla achica la cantidad de reservas que tiene el Banco Central en su poder. Semanas después de la muerte de Néstor Kirchner, el BCRA tenía US$ 52.654 de reservas y ahora, transcurrido un mandato y tres cuartos de Cristina Kirchner, a Reconquista 266 le quedan apenas US$ 28.500 millones: se esfumó el 46% de lo que había. Por supuesto, para comprar los US$ 2.000 mensuales que habilita el sistema, el sueldo registrado debe ser muy abultado.

Pero para poner el tema en blanco sobre negro se puede poner un ejemplo de un empleado que cobra unos $20.000 de sueldo en blanco por mes. Si esa persona ingresa su clave fiscal en la página de la AFIP, le conceden una autorización para comprar dólares por el 40% de su ingreso. O sea, si gana $20.000, puede comprar dólar ahorro por $8.000. Como por cada billete tiene que pagar $10,10, puede comprar de ma- nera efectiva US$ 792.

Por la city en bicicleta

¿Qué está sucediendo con eso? Visto el momento tan irregular que sufre la Argentina, muchos se llevan los dólares a su casa, pero hay muchos empleados que aprovechan la ventanilla de la AFIP para realizar la clásica bicicleta con el dólar. ¿Qué hacen? Simple: salen del banco con los US$ 792, llegan a la calle y los venden a un arbolito o en una cueva, a un precio cercano a los $14. Resultado, los $8.000 ingresados se terminan convirtiendo en $11.200, con una ganancia de $3.200. Eso significa que una persona con un sueldo de $20.000 puede terminar con $23.200, con una ganancia adicional del 16% gracias a la ventanilla autorizada por el Poder Ejecutivo.

¿Cuánta gente utilizó este mecanismo hasta ahora? Desde que se inició la modalidad, 2,2 millones de personas compraron dólar ahorro y 295.000 compraron dólar turista (para hacer viajes al exterior). Al principio cualquier persona podía participar, pero como los pedidos eran excesivos, los monotributistas, unas 40.000 personas, fueron excluidos, ya que en su momento ya se llevaban unos US$ 18 millones por mes. Hasta el momento, según números que surgen de la AFIP, cada participante del dólar ahorro se está llevando unos US$ 735 por mes. Gracias a este sistema, la autoridad monetaria vende dólares baratos a los asalariados con ingresos medios y altos, permitiendo que esas personas vayan al mercado paralelo a ofrecerlos, generando una masa importante de gente vendiendo dólares en el mercado informal.

La idea original era planchar el paralelo y achicar la brecha cambiaria, pero evidentemente el sistema no funcionó, por lo que esta semana el Gobierno se vio obligado, como en enero, a decretar que los bancos tengan menor tenencia de moneda extranjera, debilitando a todo el sistema. Pero el mercado sigue en ebullición y seguramente veremos más cambios en los próximos días.