Mercado automotor

La clase media se aleja del 0 KM

13 de junio, 2014

Mercado automotor

(Informe de Luis Varela / luisalbertovarela@speedy.com.ar y facebook.com/varelaluisalberto)

La escasez de dólares que viene sufriendo el país determinó tres decisiones que en lugar de beneficiar al mercado automotor lo hizo chocar de frente contra una pared. Sin dudas, lo que volteó el optimismo reinante hasta 2011 fue la aplicación del cepo cambiario. Pero después llegaron otros factores también negativos, como los chispazos en el comercio bilateral con Brasil, la devaluación del peso y por último, ciertamente determinante para el desmoronamiento final, fue la aplicación del impuesto a la venta de autos.

Hoy, sin dudas, la clase media se queda sin acceso a un auto nuevo, en una situación que se destaca por cuatro elementos principales:

1) En 2013 la Argentina estuvo al borde de entrar en el exclusivo club de países del mundo con una venta de más de un millón de autos al año. Con el Gobierno fogoneando el consumo, el año pasado se logró una venta anual récord de todos los tiempos de 956.718 unidades. Pero el sueño del millón parece haber quedado para más adelante. El patentamiento de autos nuevos está cayendo de manera contundente. En mayo se vendieron casi 40% menos vehículos que en el quinto mes del año pasado, y en enero-mayo de este año contra los primeros cinco meses de 2013 la caída en el patentamiento es de casi 23%. Así, según las estimaciones que empiezan a realizarse, la venta global de todo el 2014 posiblemente no supere las 700.000 unidades, con una caída esperada de casi 27% respecto del récord del año pasado.

2) La gente con menos recursos ha dejado de comprar autos nuevos. En 2012 los tres autos más vendidos fueron el Volkswagen Gol, el Che – vrolet Classic y el Peugeot 207. En 2013 el podio fue para el VW Gol, el Chevrolet Classic y el Renault Clío. Y en 2014 esa cumbre está integrada por el VW Gol, la Toyota Hilux y el Ford Ecosport, o sea dos autos chicos urbanos fueron reemplazados por dos vehículos de mayor tamaño comprados por la clase acomodada rural. Además, debe destacarse que el modelo líder en ventas (el VW Gol) se llevó en 2012 el 7,6% de las ventas totales, en 2013 su participación bajó al 6% y en lo que va del 2014 lleva apenas el 5,5%.

3) El foco de la crisis está instalado en la ciudad de Buenos Aires. Hasta antes de este mal momento, los porteños se llevaban el 19% de las ventas totales, al tiempo que la provincia de Buenos Aires tenía el 32% de las ventas, Córdoba el 10%, Santa Fe el 8% y el resto del país el 26%. Hoy la Capital tiene cuatro puntos menos en el sector de autos nuevos: apenas el 15% de todas las ventas. El territorio gobernado por Scioli mantiene el 32%. Córdoba y Santa Fe también se mantienen estables. Y los cuatro puntos perdidos por la Ciudad se distribuyen en el resto del país, que subió de 26% a más del 30% de las ventas totales.

4) Otro elemento que se ha visto dramáticamente perturbado por las decisiones de un Estado controlador está relacionado con el reparto del mercado. Durante las últimas temporadas, las empresas que mayor penetración habían conseguido fueron la alemana Volkswagen con el 20% de las ventas y la norteamericana Chevrolet con el 16% de las colocaciones. A mitad de tabla quedaban Ford y Renault, con el 14% de los despachos. Y un escalón más abajo, en torno al 10% de las ventas, figuraban Fiat y Peugeot. En tanto que la japonesa Toyota lo veía por TV, con apenas el 5% del mercado. ¿Qué provocó el impuesto a los autos de alta gama (del 30% para los autos con un precio de fábrica de entre $ 170.000 y 210.000, y del 50% para los modelos con un precio mayor a $ 210.000)? En mayo Ford logró algo que no conseguía desde hace años: fue líder en captación de mercado con el 16,2% de las ventas totales y segunda se ubicó la italiana Fiat, también muchos años postergada, con el 15% del mercado. VW cayó al 14%, Chevrolet y Ford bajaron al 12%, Toyota la líder mundial implacable ya tiene el 10% y Peugeot sigue declinando, con el 8%.

Los pronósticos

Frente a esta nublada coyuntura económica, las automotrices evidencian lo que ven para hoy, y lo que esperan para mañana:

  • Lo que están viendo para este momento tiene que ver con el reparto de unidades que se distribuyen entre las concesionarias. En este caso debe decirse que en mayo se repartieron en la red 41% menos vehículos que en mayo del año pasado, mientras que en el balance de enero- mayo de este año contra los primeros cinco meses de 2013 la caída es del 32%. En la caída de este reparto el porcentaje mayor se lo llevan los autos importados, que en general tienen los precios más altos, castigados por el impuesto. De ese modo, en mayo se distribuyeron en la red 50% menos importados que en mayo del año pasado, y eneromayo de este año contra igual lapso de 2013 la caída de importados es del 36%. En cambio, el sufrimiento de los autos denominados nacionales (pese a que tienen 72% de piezas importadas) es menor: en mayo de este año se repartieron a las concesionarias 25% menos nacionales que en mayo del año pasado. Y cinco meses de este año contra cinco meses del año pasado la caída de nacionales es del 26%, bastante menos de lo anotado por los puramente importados.
  • Mientras tanto, la exportación, otra forma de abastencimeinto de redes, pero en el exterior, también está mostrando números muy negativos. En mayo se mandaron al exterior 39% menos autos que en mayo del año pasado. Y en enero mayo de este año, contra los primeros cinco meses de 2013, la caída exportadora llega al 24%. El principal mercado de exportación de la Argentina sigue siendo Brasil, con el 88% de los envíos, y muy debajo de ese tamaño aparecen mercados como Colombia, México y Australia- Nueva Zelanda, cada uno con el 2% de los envíos al exterior.
  • Y en el análisis hay que considerar un elemento mas: Hasta antes de que comenzara el presente mal humor sobre cada 100 autos vendidos se despachaban 65 unidades con venta tipo contado y apenas 35 vehículos con ventas financiadas. Hoy, como se vende con cuenta gotas, los concesionarios se ven obligados a vender a crédito. En la primera parte de 2014 el 54% se vendió al contado y el 46% fue con algún tipo de financiamiento. Además, has ta antes de esta crisis, el 13% de los autos era vendido con planes de ahorro y ahora ese tipo de venta está cerca del 25%, por lo que muchos compradores quedarán atados durante bastante tiempo para poder volver a recambiar su unidad.
  • Ahora bien, saliendo de esta coyuntura, también tenemos lo que las terminales empiezan a proyectar a futuro, que es lo que sacan actualmente del horno de sus líneas de montaje. Y en este sentido debe decirse que la fabricación de ve – hícu los muestra un panorama también negativo, pero bastante menos ensombrecedor que el actual reparto de unidades a concesionarias. En mayo último se fabricaron 36% menos vehículos que en mayo del año pasado. Mientras que en eneromayo la producción fue apenas 22% más baja que en los primeros cinco meses de 2013.