La Argentina y el Club de París

Se abre una nueva etapa

29 de mayo, 2014

La Argentina y el Club de París

El acuerdo con el Club de París ha permitido consolidar una deuda por US$ 9.700 millones, a 5 años, entendible a 7, con una tasa del 3%, con un pago inicial de US$ 650 millones en julio y un complemento de US$ 500 millones, informó el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. En la habitual conferencia de prensa matutina en la Casa de Gobierno, precisó que la negociación “ha sido ardua, difícil” y destacó que “es la primera negociación en donde no participa activamente el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

La noticia había empezado a circular en la medianoche en las redes sociales. Las negociaciones, que duraron casi un día, concluyeron en la madrugada parisina.

Comienza, así, a solucionarse un tema pendiente hace más de 10 años. “Desde 2001 estaba este tema, y lo arreglamos como todos los entuertos de esa época”, dijo, sacando pecho como de costumbre, el ministro de Economía, Axel Kicillof. Los primeros pagos de la deuda (US$ 650 M este año y US$ 500 M, más los intereses) serán abonados “con recursos propios”, agregó. La mayor parte será pagada por el Gobierno que asuma en diciembre de 2015. En ese sentido, el economista Jorge Todesca sostuvo que “es positivo haber llegado a un acuerdo, aunque las condiciones son sumamente gravosas para el próximo gobierno”. Quedarían, según sus cálculos, US$ 7.400 millones para ser afrontados en 2017, 2018 y 2019, “una carga excesiva que se impone al próximo gobierno”.

¿Qué efectos tendrá el acuerdo? “Va a aumentar la llegada de inversiones y va a mejorar la relación con los países del Club de París con los cuales teníamos deudas”, manifestó Kicillof. Según Todesca, el arreglo levanta la restricción que hacía no elegible a la Argentina como destino de nuevos seguros de crédito a las exportaciones o inversiones desde el exterior. Desde Elypsis, Eduardo Levy Yeyati consideró que el acuerdo va a “abaratar el costo financiero” del sector privado, las provincias y, eventualmente, la República. “Ese va a ser el impacto de corto plazo, más que el de la cantidad de dólares que entren”, dijo Yeyati.

Los sectores empresariales le dieron la bienvenida al arreglo con el Club de París.

Extracto del comunicado difundido por el MECON:

“Los puntos centrales del acuerdo son:

  1. El monto consolidad de la deuda asciende a 9.700 millones de dólares al 30 de abril de 2014.
  2. El esquema apunta a cancelar la totalidad de la deuda en 5 años. Implica un pago inicial en concepto de capital de 650 millones de dólares en julio de 2014 y de 500 millones de dólares en mayo de 2015, más intereses. El siguiente pago se realizará en mayo de 2016.
  3. El monto acordado para los intereses asciende a 3% para los saldos de capital durante los primeros 5 años.
  4. Se establece un pago mínimo que deberá afrontar la república cada año y se fija un criterio de pagos adicionales en caso de incremento de las inversiones provenientes de los países miembros del Club.
  5. Si durante el plazo de 5 años las inversiones adicionales fueran insuficientes, la república puede posponer los vencimientos hasta dos años más totalizando 7 años, con lo que podría incrementarse el costo financiero en alrededor de un 1% adicional para el período completo.

La delegación de la República Argentina estuvo encabezada por el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, Dr. Axel Kicillof. La reunión fue presidida por Mr. Ramon Fernandez, Presidente del Club de París. Acompañaron al Ministro el Secretario de Finanzas, Pablo López, el Secretario Legal y Administrativo, Dr. Federico Thea, el Director Nacional de la Oficina Nacional de Crédito Público, Lic. Luis Briones, el Director de Administración de la Deuda Pública, Lic. Claudio Dal Din, el Jefe de la Unidad de Reestructuración de Deuda, Dr. Hernán Lorenzino y su coordinador, Dr. Adrián Cosentino”.

Al mismo tiempo, el Club de París emitió su propio comunicado.

La próxima parada de la senda de normalización financiera del país con el mundo ya tiene sede y fecha: la Corte Suprema de EE.UU. el 12 de junio. El mundo mira con atención.